Fundas para coche: evita nieve, agua, frio…

fundacochebarata
Fundas para coche: evita nieve, agua, frio…
Nicolás Merino
Nicolás Merino

Frente al agua, la nieve o las heladas las fundas se postulan como uno de los elementos necesarios si tu coche está a la intemperie, especialmente si es invierno. Te contamos las ventajas de usar una funda para tu vehículo.


Las nevadas y, después, el hielo que ha dejado tras de sí el temporal Filomena ha puesto encima de la mesa la importancia de tener una buena funda para nuestro vehículo, especialmente si este duerme todas las noches a la intemperie (aunque para los coches que descansan en un garaje también es recomendable). En invierno, estas fundas para coches ofrecen protección adicional contra la nieve o el hielo, aunque este accesorio es recomendable durante todo el año: protegerá la carrocería contra los elementos y, además, minimizará posibles gastos en pintura para coches, al brindar un plus protección contra la resina de los árboles, la incidencia de los rayos solares… 

En este sentido, es de suma importancia elegir la funda adecuada para nuestro vehículo, ya que existen diferentes modelos con diferentes propósitos. Por ejemplo, las fundas para coches universales han sido concebidas para tapar cualquier vehículo, aunque pueden no cubrir correctamente el mismo. Luego están las fabricadas para exterior (con materiales más resistentes) o las fundas para usar bajo techo. Por último, están las fundas personalizadas, las cuales están hechas a la medida de nuestro coche y ofrecen la mejor protección posible, adaptada a la necesidad de cada uno.

Aunque es cierto que si hacemos uso de nuestro vehículo de manera continuada, poner la funda todos los días puede llegar a ser un auténtico incordio, este elemento es perfecto cuando vamos a estar una larga temporada sin usarlo (cuando nos vamos de vacaciones) o cuando, por condiciones adversas, no podemos circular con él. En invierno, también es perfecta para evitar que los cristales, los limpiaparabrisas o la cerradura se congelen. Por otro lado, en verano conseguiremos que la temperatura interior del coche no sea tan extrema. En estos casos, la funda es nuestra mejor aliada:

  • Mayor protección frente a los elementos: da igual que sea polvo, lluvia, nieve o hielo. Una funda preservará mejor el coche frente a cualquier inclemencia meteorológica.
  • No tendrás que preocuparte por arañazos o golpes: otra de las ventajas que ofrecen las fundas para coche es que evitarán que cualquier elemento externo provoque arañazos en la pintura o pequeños golpes en la carrocería.
  • Protección frente a la luz solar: la luz del sol va, poco a poco, deteriorando la pintura del coche, la cual se va decolorando y dando paso a la formación de burbujas en el barniz. Tener una funda de exterior hará que la pintura dure más tiempo y que nuestro coche luzca como si acabara de salir del concesionario.
  • El coche siempre estará limpio: además del polvo, el coche estará prevenido de excrementos de ave o de cualquier otro tipo de suciedad.