Disponible para Xbox One, PS4, PC y Nintendo Switch

Overpass: Un salto hacia el realismo más extremo

Overpass: Un salto hacia el realismo más extremo
Salvador Hernández
Salvador Hernández

¿Te has imaginado alguna vez a los mandos de un quad o de un buggie, subiendo o bajando colinas y disfrutando del barro? Si la respuesta es sí, ahora puedes hacerlo desde el salón de tu casa gracias a Overpass, un revolucionario videojuego que promete horas de adrenalina.


Overpass es todo un simulador de conducción que permite al jugador disfrutar de multitud de circuitos distintos (hasta 40 nuevos) llenos de todo tipo de obstáculos, desde troncos hasta trialeras, donde lo más importante no es la velocidad, sino controlar el vehículo con inteligencia para llegar a la meta.

Para enfrentarse a estos circuitos con éxito, es necesario elegir con cuidado el vehículo más adecuado en cada momento entre las 25 opciones distintas que se proponen, de los principales fabricantes del mercado (desde Arctic Cat pasando por Yamaha o Polaris, hasta Suzuki). Una vez elegida el arma con la que vas a competir, solo queda ajustar el modo de tracción, ya sea 4×4, 2×2 o Diferencial.

Overpass busca ofrecer a los jugadores, la opción más realista a en cada momento. Por eso, cada superficie requiere un tipo de tracción distinto, por lo que deberemos ir aprendiendo poco a poco cómo utilizar nuestro vehículo y cuál es la ruta más adecuada para sortear cada obstáculo sin causar daños a la carrocería. En el caso de las maniobras especialmente bruscas, Overpass exige maximizar el cuidado para no aterrizar con demasiada fuerza y que eso cause daños a las ruedas, lo que dificultaría de forma importante el control y la respuesta.

Distintos modos de juego para aprender

Evidentemente, hace falta cierto tiempo para conseguir dominar nuestro vehículo€ tal y como ocurriría en la vida real. Pero para hacer algo más sencillo este periodo de adaptación, Overpass dispone de distintos modos de juego. Podremos disfrutar de una carrera rápida, de un modo multijugador para poder enfrentarnos a amigos a través de Internet, o en modo Local con pantalla dividida para jugar con dos mandos. Pero el más recomendable para los novatos es el modo Carrera, que incluye un utilísimo tutorial de inicio para aprender a aprovechar las posibilidades de nuestros vehículos.

Como ocurriría en la competición real, en este modo tenemos que enfrentarnos a otros pilotos en una liga, de tal forma que, al ir obteniendo buenos resultados, conseguiremos patrocinadores, dinero para comprar nuevos vehículos o hacer más personal a nuestro piloto virtual.

Overpass 4.0

A diferencia de otros juegos de motor, nuestro vehículo puede sufrir daños si no lo conducimos con el suficiente cuidado. Arreglarlos cuesta tiempo y dinero, por lo que tendremos que invertir parte de nuestras ganancias en ello. Eso sí, si el daño es demasiado importante, es probable que tengamos que «perdernos» alguna prueba para poder hacer las reparaciones necesarias, lo que nos dejaría en cierta desventaja respecto a nuestros rivales.

Aunque jugar con los mandos habituales de videoconsola no supone ningún problema una vez que te acostumbras a los botones y a la suavidad de movimientos que el juego requiere, lo cierto es que la experiencia se hace aún más interesante si se dispone de un volante de carreras, ya que la jugabilidad aumenta notablemente. Overpass es un juego que asegura horas de diversión, muy recomendable para jugones pero también para todos los aficionados al motor.