Volvo XC60, Range Rover Evoque o BMW X3, ¿qué SUV comprar?

15 Volvo XC60, Range Rover Evoque o BMW X3, ¿qué SUV comprar?
Fotos del Volvo XC60 2017 en acción
Pablo J. Poza
Pablo J. Poza


Tienes tres hijos que usan sillita infantil, te desplazas de forma habitual en ciudad y dudas entre tres SUV: el Volvo XC60, el Range Rover Evoque y el BMW X3. ¿Cuál deberías comprar? Si es así, tu duda es similar a la de nuestro lector, Manolo Márquez.

«Soy de Córdoba y trabajo en Córdoba capital, por lo que mis desplazamientos habituales no son largos, y casi siempre en ciudad. Tenemos tres niños, y todos usan actualmente silla infantil. Quiero adquirir un nuevo vehículo que usaría fundamentalmente para viajar en los meses de verano, realizando entre 1.500 y 2.000 kilómetros al mes«.

«El resto del año, el uso del vehículo sería muy esporádico, ya que tenemos un familiar compacto para la ciudad y otro urbano para mi uso diario. Así que nuestra prioridad es que se trate de un vehículo con un buen maletero, con amplitud interior y también quiero que sea un modelo actual. Me he fijado en los Volvo XC60, Range Rover Evoque y BMW X3, en orden de preferencia. ¿Qué opináis?»

Ver Galería

En primer lugar, si quieres un coche actual, tenemos que descartar la primera generación del Evoque, que está acabando su ciclo vital, y centrarnos en la segunda, que comenzará a llegar a los concesionarios en breve. De hecho, ya es posible hacer pedidos. Se trata de un vehículo compacto, con una longitud de 4,37 metros, si bien su anchura es superior a la normal en este segmento, con 1,90 metros.

Tienes lucha más información sobre él en el número 226 de Fórmula TodoTerreno o en este enlace. Obviamente, su capacidad interior y su maletero son claramente menores que los de los Volvo XC60 y BMW X3, ya que estos últimos pertenecen a una categoría superior, por lo que son más equiparables al Range Rover Velar. Por amplitud interior y confort, nos quedamos claramente con el Volvo.

El BMW X3 está más orientado a lograr un comportamiento ágil y un excelente tacto al volante. No es que descuide el confort, pero sus muelles son más firmes, no está disponible con suspensiones neumáticas, su motor se deja oír un poco más si aceleramos a fondo… En realidad, sus planteamientos técnicos son antagónicos.

BMW monta su conjunto motorcambio en posición central delantera longitudinal, y el par se reparte principalmente a las ruedas traseras, mientras que el tren delantero se acopla progresivamente cuando es necesario. Es el mismo planteamiento que tendría un gran deportivo. Volvo, por su parte, monta el conjunto motorcambio en posición delantera transversal, y su sistema motriz envía par esencialmente al tren delantero, conectando el trasero solamente cuando es necesario.

Es un planteamiento similar al de cualquier utilitario. La principal ventaja del XC60 es que puede disponer de suspensiones neumáticas, un formidable aislamiento acústico y unas plazas traseras muy cómodas. Por tanto y desde nuestro punto de vista, creemos que es la mejor opción para el uso que planteas.

 

Volvo XC60