De momento, es sólo un prototipo

Alpine A110 E-ternité: así es el primer Alpine 100% eléctrico

12 Alpine A110 E-ternité: así es el primer Alpine 100% eléctrico
Fotos: nuevo Alpine A110 E-ternité
Miguel Tineo
Miguel Tineo
La marca acaba de presentar el E-ternité, el primer Alpine completamente eléctrico. Estéticamente es muy similar a cualquier A110, pero su mecánica no tiene nada que ver.

Odio a los trabajadores pelotas. Y mira tú que llega Luca de Meo, el gran jefazo de Renualt, y dice un día: “quiero electrificar Alpine para que se inscriba en la eternidad”. ¿Y qué han hecho sus chicos? Pues una herejía: coger un A110 y quitarle el motor de gasolina para, en su lugar, poner un propulsor eléctrico. Y, para que el jefe lo tenga claro, lo han bautizado como A110 E-ternité.

AlpineA110E 13

De momento, el E-ternité (perdonadme, pero aún me cuesta llamarle Alpine y menos aún A110) es sólo un prototipo, pero su mecánica eléctrica tiene mucho más de real que de prototípica. Para empezar, el chasis es el del A110, aunque se le puede quitar parte del techo para convertirlo en ‘semidescapotable’, como dicen los de Alpine. Esta parte está realizada en carbono, material que les ha permitido mantener la rigidez estructural del chasis original sin que el peso se haya visto demasiado comprometido. Según ellos, que el E-ternité sea descapotable permitirá a sus dos ocupantes viajar con el techo abierto y disfrutando del silencio de la mecánica. Madre mía…

La parte eléctrica está derivada de la que emplea el Renault Mégane, pero con una importante diferencia: en el Mégane hay doce módulos de batería en la parte inferior y central del coche, y eso no era posible alojarlo en el E-ternité. ¿Qué han hecho? Fácil: poner cuatro en la parte delantera, junto al motor eléctrico, y los otros ocho en la trasera. También hay una caja de cambios de doble embrague con dos velocidades, que permitirá que el Alpine tenga mucha capacidad de aceleración tanto desde parado como cuando se ruede alta velocidad.

Con todo, según Alpine este E-ternité sigue siendo especialmente ligero, y afirman que el peso sólo aumenta en 258 kilos frente a un A110 como Dios manda… quiero decir, de gasolina. Independientemente de eso, este E-ternité tiene 242 CV y 300 Nm de par, y gracias a eso puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos. Y alcanzar los 250 km/h.

En el interior tampoco encontramos grandes diferencias si nos fijamos en el diseño del salpicadero o en el puesto de conducción como tal. Sin embargo, el habitáculo ha sido modificado internamente para poder alojar una electrónica que permita emplear el mismo cableado tanto para el cuadro de instrumentos como para el calculador multimedia. También cuenta con otras novedades, como un equipo de audio con ocho altavoces así como una nueva pantalla que ofrece una mayor conectividad.

También son nuevos muchos materiales de los empleados en el interior, como el lino, material con el que la ha marca ha trabajado para crear una estructura tan resistente como el carbono pero que asegura una mejor insonorización. Este material se emplea en la estructura del capó, el techo, la luneta, la rejilla, los asientos y el faldón trasero…

 

Alpine A110