Alpine A4810 Concept: un prototipo futurista propulsado por hidrógeno que nos gustaría ver en la realidad

Alpine A4810 Concept: un futurista prototipo propulsado por hidrógeno que nos gustaría ver en la realidad
Alpine A4810 Concept: un prototipo futurista propulsado por hidrógeno que nos gustaría ver en la realidad
Javier Jiménez
Javier Jiménez
El Alpine A4810 nace como un modelo conceptual diseñado por un grupo de estudiantes del IED (Instituto Europeo de Diseño). Desafortunadamente, todo apunta a que este llamativo hiperdeportivo jamás llegará a la producción.

Alpine, junto con un grupo de 28 alumnos que completan sus estudios en el Instituto Europeo de Diseño de Turín, acaba de desvelar un nuevo prototipo propulsado por hidrógeno que recibe el nombre de A4810 Concept. El ejercicio de diseño, supervisado por el personal docente y el propio equipo de diseño de la firma deportiva francesa, no anticipa las líneas de un futuro modelo de producción, sino que pretende mostrar el talento y buen hacer de la próxima generación de diseñadores de automóviles.

Alpine A4810 Concept

Por la forma atlética de su silueta, el Alpine A4810 Concept apuesta por un diseño que se basa en un esquema motriz de hidrógeno, con un motor y tanques de pila combustible diseñados como los de cualquier otro hiperdeportivo. El coche mide 5,09 metros de largo, 2,01 metros de ancho y 1,06 metros de alto, unas proporciones que no distan mucho de cualquier prototipo LMDh del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA.

Quizás una de las soluciones más interesantes que podemos apreciar sobre la silueta del coche sean esos espacios negativos de la carrocería, que también hemos podido ver en otros modelos como en el Ford GT y Lotus Evija. Los trazos demuestran la preocupación de los diseñadores por minimizar la resistencia al viento del coche. De hecho, la aerodinámica del A4810 Concept está inspirada en algunos de los atributos de los monoplazas de Fórmula 1.

Alpine A4810 Concept

En la intersección de las dos superficies principales de la carrocería sobre las ruedas traseras se eleva un contrafuerte independiente que conecta la zaga con la capota. También podemos apreciar ciertos detalles que hacen referencia a los coches de calle de Alpine, como la línea central que corre a lo largo del A4810 y la firma lumínica con cuatro faros.

La larga trayectoria de Alpine como fabricante de coches de calle y competición resulta fundamental para entender este modelo conceptual. Este tipo de proyectos nos permite hacernos una ligera idea del camino que tomará la próxima generación de diseñadores de automóviles, así como también entender la evolución del concepto de deportividad en el futuro de la industria. El nombre del coche hace referencia a la altitud del Mont Blanc (el pico más alto de los Alpes) y la denominación de los modelos de calle de la marca, que siempre termina en 10.

 

0 Comentarios