La autocaravana Adria Coral XL ofrece aventura camper para siete ocupantes

15 La autocaravana Adria Coral XL ofrece aventura camper para siete ocupantes
Fotos autocaravana Adria Coral XL
Pedro Madera
Pedro Madera
Las autocarvanas capuchinas se caraccterizan por ofrecer mayor espacio que otras de similar tamaño. El modelo Adria Coral es un ejemplo claro de ello, ofreciendo, además, un toque de exclusividad.


Adria concibe las autocaravanas como un medio para encontrar un fin. La libertad del turista camper es un asunto innegociable, y el deber de todo preparador de caravanas es proporcionar al cliente la opción de elegir. El vehículo es tanto un medio de transporte como un alojamiento, una casa móvil pensada y fabricada para vivir todo tipo de aventuras sin poner en juego nuestra tranquilidad.

En el caso de esta capuchina, nos encontramos ante un buen ejemplo de la evolución hacia unos vehículos que van a ser más demandado. Tamaño y confort empiezan a ser cada vez más importantes.

La nueva y colosal Coral XL acaba de nacer para reflejar esa filosofía de vida. Esta capuchina combina lujo y practicidad, así como la libertad que proporciona su abundante espacio. Hasta siete personas pueden viajar en este modelo pensado para el público familiar o para esas reuniones de amigos, o simplemente todo aquello que se nos ocurra.

Adria Coral XL

Adria ha dispuesto tres diseños distintos de la Coral XL, que repercuten en las medidas exteriores del vehículo pero proporcionan una enorme versatilidad. La DP permite dormir y viajar a seis personas, la SL y la SP a, respectivamente, seis y cinco, pero con distintas configuraciones del habitáculo.

Benimar Perseo 557: aquí el tamaño sí importa

En el caso de la XL, son casi siete metros de vehículo que dan para mucho. Llama la atención su amplia ducha con mampara independiente, su cocina con tres fuegos en línea que permite cocinar con comodidad o su amplísimo frigorífico, con doble puerta. No es un vehículo para primerizos, aquí hay mucho para disfrutar.

El garaje es ya un ejemplo de optimización de espacios. Luz LED, para ver lo que pasa en el interior y carga de diferente voltaje para cargar bicicletas eléctricas que son el medio de transporte complementario perfecto cuando nos movemos por un pueblo o una ciudad y no queremos caminar en exceso.

Adria Coral XL interior

Partiendo del esquema de camas gemelas (más propia de perfiladas que de capuchinas como la presente) y/o abatibles y un salón transformable, con las butacas delanteras giratorias para poder crear un espacio acogedor, el vehículo invita a quedarse.

La Coral XL es como un pequeño gran apartamento con ruedas en el que tenemos un sinfín de opciones de personalización, empezando por la tapicería de asientos y cojines. Compartimentos, cajones y toda clase de accesorios impresionan a los interesados que lo pueden pagar.

Hemos dicho que para Adria es importante que el cliente pueda elegir, y eso se extiende también al chasis. El esqueleto de la Coral XL puede ser el de una Citroën Jumper o una Fiat Ducato, dos vehículos potentes y a prueba de bombas que ya de base incorporan todas las novedades de diseño, tecnología y seguridad, donde los un motor de al menos 150 CV se vuelve necesario.

Adria Coral interior 2

Al final tenemos una gama especialmente amplia que se distingue de la competencia, y con un equipamiento impresionante que cubre todas nuestras necesidades más allá de lo meramente estético: calefacción Truma, cocina inteligente con nevera de última generación, panel multimedia de control con pantalla táctil…

Autocaravanas: mejoras para ampliar el espacio

Al ser capuchina incorpora una ventana panorámica delantera que convierte el habitáculo en algo especialmente luminoso. En el exterior, Luces LED traseras, una puerta de entrada especialmente ancha y ventanas con marco Seitz S4 que rematan un conjunto que destaca por su impresión de dinamismo.

Lo que es común a todas ellas es unos acabados de primera línea, un estilo moderno tanto dentro como fuera. Y, por supuesto, un equipamiento sin igual. La flexible pero resistente estructura marca de la fábrica Adriá, rematada en un bonito color blanco, hace que sea un vehículo ambicioso pero no aparatoso, y de una practicidad y fiabilidad fuera de toda duda.