La realidad eléctrica de las caravanas

Weinsberg CaraCito: la electrificación llega a las caravanas

caracito
Weinsberg CaraCito: la electrificación llega a las caravanas
Pedro Madera
Pedro Madera

La electrificación está aquí para quedarse. Lejos de un capricho en un mundo de paraíso tecnológico, estamos ante una opción de futuro necesaria. Y esto afecta no solo a los conductores de coches o camiones, sino también a los usuarios de caravanas y autocaravanas, tanto a los veteranos como a los que están por venir.


Las caravanas tienen un público fiel y que apuesta por un ritmo de viaje más tranquilo. La puerta está abierta para toda una oleada de vehículos eléctricos en sus más variadas formas, que solo está comenzando a llegar. La Weinsberg CaraCito es una opción de largo recorrido que dice mucho de la evolución del mercado.

El mundo del camper no podía quedarse atrás en este nuevo capítulo en el transporte. Y por eso la CaraCito es doblemente importante: estamos ante la primera caravana que funciona en modo eléctrico constante. Todo su equipo y dotación tecnológica está electrificado, desde el aire acondicionado hasta su refrigerador y la cocina, y por supuesto, el sistema de calefacción.

weinsberg caracito 02

Las ventajas (sostenibilidad, ecología, eficiencia…) son evidentes, pero sumamos otra que quizá sea todavía más importante para sus usuarios: fiabilidad, seguridad y facilidad de uso.

No obstante, y más todavía en un vehículo recreativo, la tecnología no es nada, si carece de utilidad. Y Weinsberg ha tenido el cuidado de que todo este nuevo torrente de «novedades» vaya dirigido en la dirección adecuada: la comodidad y habitabilidad de un vehículo ligero y familiar, en su vertiente más esencial. Si a esto unimos la seguridad que ofrece la electricidad, estamos ante un vehículo muy especial.

Aquí nada debe ser un lujo gratuito, y toda la electrificación se dirige a aspectos prácticos. El principal, que el vehículo se enfría en verano y se calienta en los días fríos fruto de una combinación inteligente y bien graduada de aire acondicionado y calefacción. El objetivo, que el interior de la CaraCito sea agradable y funcional los 365 días del año para todos los miembros de la familia. Una segunda residencia polivalente.

weinsberg caracito 04

Y es que electricidad está literalmente en todas partes, lo que hace la CaraCito un avance prácticamente inevitable en el mejor y más lógico de los sentidos. La cocina eléctrica – totalmente equipada – viene con placa de vitrocerámica, el frigorífico de 60 litros que puede funcionar a 12 voltios cuando estamos en marcha, la abundancia de enchufes y puertos USB… Todo en nuestro hogar, literalmente, funciona ya de manera eléctrica y no hay que poner trabas a que el progreso se aplique también a nuestro vehículo de recreo.

La parte de diseño también es importante porque no solo de tecnología eléctrica se vive. El interior ofrece muchas posibilidades. Su diseño a la última la convierte en un vehículo atractivo por dentro y por fuera, porque ir al campo no significa carecer de estilo. Ventanas amplias que proporcionan abundante luz, decoración en madera clara que resalta la sensación de espacio, frentes rectos y sin tiradores, abundantes huecos de almacenamiento para crear un entorno no solo agradable sino también práctico.

weinsberg caracito 05

Estamos ante una caravana a la última en diseño y tecnología, pero también en acabado y materiales. Weinsberg nos propone hasta tres tipos de tapicería (marrón, azul o gris) para que el interior se personalice a nuestro gusto. Todo ello en cinco variedades distintas: la CaraCito 390QD, la 450FU, la 470 EU, la 470 QDK y la 500 QDK de menor a mayor tamaño, según queramos incorporar más miembros de la familia.

Sus medidas exteriores comprendidas desde los 3,90 metros interiores hasta los 5 metros. Las distribuciones más pequeñas como la 390 QD o la 450 FU están enfocadas a parejas viajeras que quieran disponer de comodidad y tener una segunda cama para invitados. El modelo 470 EU está indicado tanto para parejas como para familias de dos, con la particularidad de disponer de dos camas gemelas individuales que otorga gran comodidad en el descanso. En cambio las distribuciones más grandes como la 470 QDK y la 500 QDK son modelos de tres ambientes con una capacidad interior de hasta 6 personas, dado que dispone de literas, comedor transformable en cama y en una cama fija doble.

Lo que convierte un vehículo de este tipo en un éxito es su habilidad a la hora de crear un entorno útil, personal y agradable para todos sus habitantes. La cama individual y doble con diseños de cama francesa y la capacidad de sumar literas y plazas adicionales está presente, como también un baño totalmente equipado con un lavabo separado del propio baño, repleto a su vez de prácticos huecos de almacenamiento. Con Weinsberg una nuevo horizonte se abre para las caravanas.

El precio de salida del modelo 390 QD es de 13.390 € iva incluido. Un precio super ajustado a las particularidades que ofrece.