730 CV transmitidos a una sola rueda

BMW Isetta Dragster: El microurbano indomable

1959 bmw isetta dragster 1
Se espera que este Isetta alcance los 100.000 dólares en una subasta
Autofacil
Autofacil
La casa RM Auctions ha desvelado el próximo artículo que piensa subastar: Un Isetta inspirado en los coches de miniatura Hot Wheels para convertirlo en un dragster.


El vehículo resultante entrega 730 CV de potencia, gracias al motor 8.2 V8 procedente de Chevrolet que le ha sido montado en su parte trasera. La transmisión sólo cuenta con dos marchas, y en el habitáculo no encontrarás nada más que un asiento baquet. Sólo son de BMW la suspensión delantera -se ha recurrido a la de un M3-, el volante y las llantas. El alerón trasero luce el logotipo de Hot Wheels, y es fundamental para el rendimiento del vehículo: Si no lo montara, la única rueda trasera -¡la única rueda motriz de un microcoche de 730 CV!- no podría mantenerse pegada al suelo en las espectaculares aceleraciones de las que es capaz el BMW Isetta Dragster.

Con semejantes modificaciones, su propietario no podrá usarlo por carretera, pero podrá presentarse a numerosas competiciones. Unos neumáticos B.F. Goodrich G-Force en el eje delantero y una rueda Sumitomo HTRZ II de 18 pulgadas en el trasero mantienen en contacto al BMW Isetta Dragster con el asfalto. En caso de accidente, el Isetta Dragster incorpora una estructura antivuelco para proteger al piloto. Pero lo más espectacular son sin duda sus escapes de dragster, capaces de escupir llamas de más de un metro de largo

RM Auctions dará comienzo a la subasta el próximo 16 de febrero, y se espera que la puja ganadora por el Isetta Dragster esté entre los 75.000 y los 100.000 dólares -entre 55.000 y 75.000 euros-. El coche, que data de 1959, es uno de los muchos vehículos que se subastarán del Museo Bruce Weiner de microcoches, entre ellos varios Isetta normales. Fue el propio Bruce Weiner quien decidió construir un Isetta Dragster a escala real.