Más potencia y rendimiento

BMW M5 Competition, con extra de picante

BMW M5 Competition, con extra de picante
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
No es que los 600 CV del BMW M5 fueran pocos, pero la marca bávara siempre está dispuesta a ir más allá y, para satisfacer a los clientes más exigentes, acaba de presentar la variante Competition de su berlina de altas prestaciones.


Comenzamos la semana con los primeros detalles del BMW M5 Competition y solo unos días después hemos podido conocer todas las características de esta versión vitaminada de la potente berlina bávara. Un mayor rendimiento, la puesta a punto específica del chasis y algunos aspectos de diseño exclusivos son su carta de presentación.

Como ya te adelantamos, la principal modificación respecto al BMW M5 ´estándar´ es el aumento de potencia, ya que el propulsor V8 M TwinPower Turbo de 4.4 litros ha sido llevado hasta los 625 CV, es decir, rinde 25 CV más, si bien la cifra de par no varía y hay que seguir hablando de 750 Nm disponibles, eso sí, en una banda más amplia, desde las 1.800 hasta las 5.800 rpm.

Exterior BMW M5 Competition

El incremento de potencia se traduce en una mejora de las prestaciones, sobre todo si hablamos en términos de aceleración ya que el M5 Competition reduce el tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h en una décima y consigue parar el cronómetro en 3,3 segundos. En el 0 a 200 km/h, la mejora respecto al M5 es de tres décimas, lo que deja un tiempo de 10,8 segundos.

Más información sobre el BMW M5

La transmisión de ocho velocidades M Steptronic y el sistema de tracción total M xDrive y el Diferencial M activo no cambian, por lo que también dispone de los tres modos de tracción seleccionables desde el interreptor Drivelogic ubicado en el selector de marchas.

Lo que sí estrena es el sistema de escape M Sport específico, que ofrece una mayor sonoridad y reduce las emisiones, pero el M5 Competition también incorpora un nuevo soporte del motor especialmente diseñado para optimizar la respuesta y mejorar el paso por curva. Gracias a ello, la entrega de potencia es más contundente y se transfiere de forma inmediata a la transmisión, pero también mejora la entrada en las curvas a consecuencia de su mayor rigidez.

BMW M5 Competition

A nivel de chasis, BMW Motorsport ha trabajado en una configuración a medida que aumenta las caídas de las ruedas del eje delantero para mejorar la capacidad del vehículo a la hora de absorber fuerzas laterales en curvas rápidas. De la misma forma, los extremos de los brazos de la suspensión se acoplan con rótulas en lugar de silentblocks de goma, lo que da como resultado un mejor comportamiento del eje trasero; ambién cambia la barra estabilizadora, que ahora tiene un índice de elasticidad más firme, mientras que, en el eje delantero, dispone de un soporte de la barra estabilizadora de nuevo diseño.

Con el objetivo de ofrecer un mayor rendimiento, también se han realizado modificaciones en la suspensión, que ahora cuenta con amortiguadores un diez por ciento más rígidos en ambos ejes e incorpora unos amortiguadores auxiliares más cortos.

Diseño diferenciado

En cuestión de diseño, el BMW M5 Competition se distingue por los detalles específicos, como el borde de la parrilla delantera en negro brillante, así como en la malla decorativa de las branquias laterales, el embellecedor del parachoques trasero y las cubiertas de los espejos retrovisores. Las manillas de las puertas, por su parte, están pintadas en el color de la carrocería y el alerón trasero y el anagrama Competition ubicado en la parte posterior son de color negro brillante. De serie, incluye unas llantas exclusivas de aleación ligera de 20 pulgadas con diseño de radios en Y en acabado bicolor.

Interior BMW M5 Competition

Por dentro, los cinturones de seguridad negros cuentan con un patrón con líneas en los colores de BMW Motorsport, las alfombrillas incluyen el logotipo M5 y el cuadro de instrumentos da la bienvenida al conductor con el grafismo M Competition.

Por el momento, no hay información sobre su fecha de llegada al mercado y tampoco sabemos cuánto costará, aunque es previsible que su tarifa se sitúe en el entorno de los 150.000 euros.

 

BMW Serie 5