También hacen ‘réplicas’ de Audi R8, Lamborghinis…

Así es el Bugatti ‘Chinón’: la réplica china del Chiron

shandong p8 el bugatti chiron chino 2 1
Así es el Bugatti ‘Chinón’: la réplica china del Chiron
Miguel Tineo
Miguel Tineo
El Bugatti Chiron es un hiperdeportivo que supera los 1.500 CV y los 400 km/h de velocidad máxima, con un precio que en 2016 rondaba los 2,5 millones de euros. En China venden esta réplica por 5.000 euros…

El Bugatti Chiron llegó en 2016 con el objetivo de ocupar el hueco dejado por el Veyron y cuyo nombre recordaba al de Louis Chiron, piloto de Bugatti hace ya un siglo. Con un motor de 16 cilindros (dos bancadas de ocho cilindros en V unidas), 8.000 centímetros cúbicos, cuatro turbos y 1.500 CV, sólo se fabricaron 500 unidades del Chiron, a un precio que rondaba los 2,5 millones de euros en función de los impuestos de cada país.

Bugatti Chiron 28

Con esos datos, está claro que hacerse con un Chiron no está precisamente al alcance de cualquiera… pero la imaginación y la capacidad de la industria chica para sacar adelante réplicas de cualquier cosa nos ha vuelto a sorprender con este curioso Bugatti Chiron que, en realidad, se llama Shandong P8.

En realidad, debajo de su pequeña carrocería de 4,10 metros de longitud (el Chiron real llega a 4,54 metros de largo), se esconde un sencillo vehículo cuadriciclo eléctrico propulsado por un motor de 3,35 CV que alcanza una velocidad máxima de 65 km/h. También cuenta con una batería de 2 voltios que le asegura una autonomía de 150 kilómetros. La diferencia de precio comparado con el Chiron es igual de abismal: en China se vende por apenas 5.000 euros…

Lo que sí comparte con el Chiron es, además de su estética, un habitáculo de dos plazas. Eso sí, cualquier parecido en cuanto a calidad o equipamiento de ambos modelos es una simple y mera coincidencia, y eso que el P8 luce una gran pantalla central y una instrumentación digital.

El hecho de emplear una mecánica eléctrica tan sencilla, ha permitido al fabricante del P8 réplica sobre esa misma base otros modelos deportivos de lo más llamativo, como el Audi R8 o el Lamborghini Gallardo o Murciélago.

Y es que, en realidad, esto es como esos cochecitos eléctricos para niños que vemos en algunos centros comerciales y que los padres pueden manejar con un mando a distancia por los pasillos mientras van de una tienda a otra. La única diferencia es que estos son más grandes, potentes, no tienen mando a distancia, no pueden conducirlos niños… y no tienen ningún reparo en copiar el diseño..

 

Bugatti Chiron