Podría costar unos 2,5 millones de -

El Veyron se convierte en el roadster más rápido del mundo

1 bugatti 644x362 1
bugatti veyron 16.4 grand sport vitesse frontal tres cuartos
Autofacil
Autofacil


Bugatti Veyron 16.4 Grand Vitesse Sport

Hasta la aparición de este último Veyron, el espectacular motor 8.0 W16 de 1.200 CV era de uso exclusivo por la carrocería Super Sport. El resto de datos de este propulsor con cuádruple turbo son igual de impresionantes que su potencia y cilindrada: Su par motor máximo alcanza los 1.500 Nm. a 6.400 rpm. Gracias a toda esta fuerza, el Veyron Grand Sport Vitesse acelera de 0 a 100 km/h en 2,6 segundos, y llega a los 200 km/h en 7,1 seg. En otras palabras, todas las cifras del W16 doblan a las de cualquier otro superdeportivo. Para aumentar la potencia en 199 CV respecto al anterior motor que montaba el roadster, Bugatti se ha basado sobre todo en la incorporación de cuatro nuevos turbocompresores.

Obviamente, no es un modelo precisamente respetuoso con el medio ambiente: Su consumo mixto ronda los 24 litros a los 100 km., y las emisiones son de 540 gramos de C02 por kilómetro.  Y desde luego, Bugatti ha trabajado en la reducción de peso: En el interior, la consola central está realizada íntegramente en fibra de carbono, al igual que las partes duras del sistema de cinturones de seguridad.

La pega de escoger el Veyron Grand Sport Vitesse es su velocidad máxima: 410 km/h, cuando el mismo motor permite al Super Sport alcanzar los 421 km/h. Pero apenas resultará un problema, dado que difícilmente se llegará a rodar a ese ritmo ni en la recta de circuito más larga del mundo… Además, a partir de 350 km/h, este Veyron impipde circular descapotado. A cambio ofrece tres modos a elegir según el tipo de conducción que vayamos a realizar: ‘Standard’, ‘Handling’ -que limita la velocidad punta a 375 km/h- y ‘Top Speed’.

Galería de imágenes