Busco un SUV muy cómodo por 35.000 euros, ¿cuál comprar?

suvbaratoscomodos
Busco un SUV muy cómodo por 35.000 euros, ¿cuál comprar?
Pablo J. Poza
Pablo J. Poza

Un lector nos plantea la compra de un SUV especialmente cómodo. Sus propuestas: Škoda Kodiaq, Volkswagen T-Roc y Kia Sportage.



R.M. es un lector ovetense que conduce un Honda Civic de 2008 que desea reemplazar por un SUV, ya que necesita un vehículo más alto que un turismo, ya que padecoe de dolores de espalda y no puede viajar cómodamente. Además de cómodo, su nuevo vehículo ha de tener un bajo coste de uso (motivo por el que R.M. prefiere un diésel) y, preferiblemente, tracción total. La idea es usarlo a diario y en largos viajes, y recorrer con él unos 20.000 kilómetros anuales por todo tipo de carreteras. El presupuesto: 35.000 euros, y las preferencias de R.M.: Škoda Karoq, Volkswagen T-Roc y Kia Sportage.

Škoda Karoq

Skoda Karoq 2020

En primer lugar, vamos a centrarnos en las opciones que propone el lector. El Škoda Karoq es muy interesante, siempre que descartemos la tracción total, ya que solamente está disponible en las variantes tope de gama, con los motores más potentes (TSI y TDI de 190 CV). Lo bueno es que el TDI de 150 CV y tracción delantera está disponible desde menos de 30.000 euros. Ofrece una buena habitabilidad para su tamaño exterior, una postura al volante bastante alta, con la cadera separada del suelo, que permite llevar la espalda bastante vertical, y la suspensión es firme, pero no incómoda.

Volkswagen T-Roc

Volkswagen T-Roc 2020

El Volkswagen T-Roc es algo más pequeño, por lo que su habitabilidad es también menor. En este caso sí podríamos acceder a una versión 4Motion (4×4) con motor 2.0 TDI de 150 CV por menos de 35.000 euros. Su confort es bastante razonable. Cuenta con una postura de conducción más alta de lo habitual, aunque creemos que en este sentido es algo mejor el Karoq. De todos modos, lo mejor que puede hacer nuestro lector es comprobarlo él mismo. Ah, y el cambio automático va asociado a la tracción total. Hay que tener en cuenta que prescindir del pedal de embrague puede permitir que el conductor se separe un par de centímetros más del volante y que pueda llevar, por tanto, las piernas algo menos flexionadas.

Kia Sportage

Kia Sportage

El Kia Sportage es claramente más grande, más habitable, y prácticamente cualquier versión entra en el presupuesto, por lo que se puede elegir con tracción total, motor atmosférico con hibridación ligera o motor sobrealimentado por turbocompresor, pero, lamentablemente, ya no lo hay diésel. Es cómodo. Su suspensión es menos firme que la de los dos modelos anteriores, sus asientos son algo más mullidos, y su postura al volante es igualmente buena. En nuestro caso, para largos viajes probablemente preferiríamos la mayor firmeza de los modelos de Škoda y Volkswagen.

Citroën C5 Aircross

Citroën C5 Aircross 2020

Aunque no puede tener tracción total, vamos a sugerir a R.M. el Citroën C5 Aircross. Nuevamente, se puede acceder a toda la gama (menos a las variantes híbridas) con el presupuesto fijado, incluidas las variantes diésel de 181 CV. Se trata de un vehículo muy habitable, cuyos asientos son especialmente confortables, ya que, además de una banqueta alta, ofrecen un doble mullido gracias a una superficie similar a la de los colchones viscoelásticos que se sitúa entre la tapicería y el relleno convencional. Además, sus amortiguadores con topes hidráulicos ofrecen un elevado grado de confort. Teniendo en cuenta los requerimientos de nuestro lector, no debería dejar de probar este vehículo.


 

Volkswagen T-Roc