Carstore Citroën: elige y reserva un coche sin salir de casa

ac 18.057
Carstore Citroën: elige y reserva un coche sin salir de casa
Nicolás Merino
Nicolás Merino

Con Carstore, Citroën ofrece la posibilidad de elegir un vehículo, reservarlo conociendo su precio final, acceder a una financiación a medida y no empezar a pagarlo hasta septiembre.


Citroën Carstore ofrece la posibilidad a clientes e interesados de la marca francesa la posibilidad de ver su gama de vehículos, consultar toda la información, los precios o las ofertas de financiación sin la necesidad de salir de casa. Una funcionalidad que ahora cobra todo el sentido del mundo debido al estado de alarma que nos obliga a quedarnos en casa como medida preventiva frente al coronavirus.

A través de la página web específica, se puede elegir buscar por modelo -con la posibilidad de explorar tres gamas a la vez- o elegir un concesionario de confianza para consultar sus ofertas. Se puede ir acotando la búsqueda teniendo en cuenta características como el color, el precio, el tipo de combustible, caja de cambios, motor, equipamiento…

Como aseguran desde la marca, todos los automóviles que aparecen en la aplicación son vehículos reales y concretos, lo que permite ofrecer información detallada sobre todas sus características, desde prestaciones y consumos a color y equipamiento opcional. Además, aparecen tanto el precio final con IVA incluido como una oferta de financiación que se puede configurar al máximo.

Carstore dispone también de una calculadora financiera donde la persona interesada puede darse de alta y pedir el estudio completo de su operación. Se puede elegir entre financiar el vehículo con un crédito estándar adaptado a las necesidades y presupuesto de cada persona o escoger el producto Alternativa de Citroën si las necesidades del cliente cambian a lo largo del tiempo. Así, al término del contrato podrá elegir entre cambiar por un nuevo Citroën, entregar el vehículo como pago de la última cuota o quedárselo abonando la última cuota o refinanciándola. A todo ello se le suma la posibilidad de, en el caso de adquirir un vehículo, no empezar a pagarlo hasta septiembre.