¿Son mejores los pilotos de F1 o los de rallyes?

F1 vs rallyes
¿Qué piloto es mejor uno de F1 o uno de rallyes?
Autofacil
Autofacil
Es uno de los grandes debates del mundo del motor y, los miembros de la redacción de Autofácil, hemos decidido mojarnos y dar nuestra opinión al respecto.

Javier Arús, director de Autofácil y EVO Magazine

Creo que un piloto de rally es más completo que uno de Fórmula 1. Trato de imaginarme cómo lo harían los mejores de cada disciplina si se intercambiaran los coches, y tengo la sensación de que los mejores pilotos del WRC serían capaces de ir casi igual de rápido al volante de un F1 a poco que les dejaran entrenar.

Sin embargo, considero que a los pilotos de monoplazas les costaría bastante más ser rápidos en los tramos más exigentes del mundo, con retos más complicados de afrontar. También considero que habría excepciones en la parrilla de 2021, y estas serían pilotos como Fernando Alonso (ya ha demostrado ser muy rápido en el Dakar), Carlos Sainz hijo (su padre le daría buenos consejos y siempre ha demostrado ser un gran entendedor a nivel técnico) y Kimi Räikkönen (ha logrado puntuar en el Mundial de Rally).

Pablo J. Poza, director Fórmula TodoTerreno

Llevo desde niño siguiendo el mundial de rallyes y la Fórmula 1. Incluso ahorré para comprar una parabólica y poder ver la F-1 a través de la RTL durante los muchos años que la F1 no podía verse regularmente en España, antes de la llegada de Fernando Alonso.

El caso es que hace años habría afirmado que el piloto top de rallyes es más completo, ya que ha de improvisar más y enfrentarse a escenarios más complejos, pero a día de hoy creo que la capacidad de entrenar los reflejos y la complejidad que supone pilotar un monoplaza de Fórmula 1 (desde la puesta a punto para cada circuito a la gestión de la energía, los neumáticos, el diferencial, el reparto de frenos, la lucha cuerpo a cuerpo, la estrategia de carrera…) es claramente superior a la que entraña hacer lo propio con un World Rally Car.

Ahora bien, si trasladáramos la pregunta a la época de los Grupo B, seguramente mi respuesta cambiaría bastante.

Miguel Tineo, subdirector de Autofácil y EVO Magazine

Son dos disciplinas radicalmente distintas y, por eso mismo, no creo que sean comparables. Un piloto de F1 tiene que repetir una y otra vez un trazado tratando de dar la vuelta perfecta. Eso es muy, pero muy difícil, y exige un nivel de concentración brutal, más aún cuando, en carrera, también te tienes que pegar con otros pilotos. Tuve la ocasión de probar un Benetton de Fórmula 1 hace unos años, y me pareció muy complicado. 

Sin embargo, un piloto de rallyes no lo tiene más fácil, en absoluto: va al límite por una carretera por la que, en el mejor de los casos, sólo ha pasado tres veces y sin superar los 80 km/h con un coche casi de serie (es lo que permite el reglamento), y va absolutamente concentrado en dos cosas: primero, en trazar la curva en la que se encuentra; segundo, en imaginar cómo será la siguiente, imaginándola con las notas del copiloto. Además, las condiciones de un tramo son mucho más cambiantes que las de un circuito, porque pasan muchas cosas, como que llegues a una curva de un tramo de asfalto y te lo encuentres plagado de piedras sacadas por los pilotos que te preceden. Además, en rallyes se compite en tierra, nieve o asfalto, y la técnica de conducción entre las tres superficies son muy diferentes entre sí. En F1, no, sólo hay asfalto. Y asfalto seco porque, de hecho, si llueve, a veces ni siquiera pueden correr…

Para terminar, y después de subirme con Lorenzo Bertelli hace unas semanas en un Ford Fiesta WRC, quien se piense que llevar un WRC al límite es sencillo es que no tiene ni idea, y no sólo por lo rápido que pasan las cosas o por la capacidad de improvisación, sino por la necesidad de estar en muy buena forma física para soportar tramos de 40 km pegando botes.  Además, sólo tenéis que seguir a pilotos como Cohete Suárez en sus RRSS, y ya no digamos los del WRC, para ver el trabajo que hacen para entrenar los reflejos y la concentración. 
En resumen, en la F1 todo está mucho más medido, así que siempre tienen que estar buscando la perfección. En rallyes, hay un margen de improvisación infinitamente superior. Para mí, por eso, los pilotos de rallyes son más completos. 

Cristina Muñoz, redactora jefe de Autofácil y EVO Magazine

Me cuesta decidir si son mejores los pilotos de Fórmula 1 o los de rallyes porque creo que son dos disciplinas bastante diferentes. Ambos tienen mucho valor para conducir tan al límite como lo hacen. Los pilotos de Fórmula 1 por cómo deben aprenderse el circuito en el que van disputar la carrera. Tienen que ser muy precisos al pasar por cada tramo, y llevar a cabo la estrategia que marque su equipo de forma minuciosa, sin cometer errores.

Por su parte, los pilotos de rallyes deben improvisar más y estar concentrados escuchando y ejecutando las indicaciones que les da su copiloto. Además, se enfrentan a carreteras complicadas, llenas de curvas, asfalto que no está en tan buen estado como lo está el de un circuito, con barro, nieve, agua… Por todo esto último, elijo a los pilotos de rallyes. Quizá no diría que son mejores pilotos que los de Fórmula 1, pero sí me parece que tiene más mérito todo lo que hacen y arriesgan más. En definitiva, creo que los pilotos de rallyes se juegan más el tipo. 

Enrique Espinós, redactor de Autofácil y EVO Magazine

Una parte fundamental de la respuesta a esta pregunta supone tener claro qué entendemos como ‘mejor’. Yo entiendo que un piloto mejor que otro es aquel que resulta más completo. Y, debido a ello, creo que los pilotos de rallyes son decididamente mejores que los de F1. Los motivos son fácilmente entendibles: de entrada, los pilotos de rallyes dominan un coche sobre superficies mucho más variadas (nieve, tierra asfalto, barro…) que las cuidadísimas pistas del Campeonato Mundial de F1.

Pero es que, además, lo hacen no sólo en un recorrido que se repite vuelta a vuelta y que pueden llegar a aprenderse (muchos jóvenes pilotos de F1 reconocen haberse aprendido los circuitos mediante videojuegos) si no en tramos que varían de etapa a etapa y que pueden volverse aún más desafiantes si se da una variación del clima. Cierto es que los pilotos de rallyes cuentan con la ayuda de un copiloto, sí; pero, al final, las ‘manos’ son las ‘manos’.

Eduardo Alonso, redactor de Autofácil y EVO Magazine

A mi modo de ver, los pilotos de rally tienen un punto de locura e improvisación que no tienen ya no sólo los de F1, sino también los de circuito en general, de cualquier categoría. Y eso, sin duda alguna, les hace muy especiales y anormalmente hábiles a la hora de adaptarse a cambiantes circunstancias. Además, esos contados pilotos de rally que, a lo largo de la historia, han logrado ser rápidos en seco, en agua, en tierra y en nieve, son una especie de súper héroes al volante que, posiblemente, serían aceptablemente rápidos con un Fórmula 1 si les dejan un tiempo de aprendizaje.

Un buen ejemplo es Carlos Sainz padre, que en su día se dio unas vueltas en el Renault R25 de F1 y no lo hizo nada mal. Sin embargo, yo voy a votar por los pilotos de Fórmula 1 por la capacidad que tienen de replicar el mismo tiempo vuelta tras vuelta con coches que rozan los 1.000 CV, algo tremendamente difícil. E, incluso, en determinados momentos pueden llegar a arañar algunas décimas si se lo proponen. Llevar siempre un Fórmula 1 por el mismo sitio, a la misma velocidad y con el mismo riesgo es algo que sólo está al alcance de unos pocos, así que mi voto va por lo pilotos de F1.

Rogelio Camargo, redactor de Autofácil

Dejando de lado el pasado (Grupo B de rallyes y monoplazas con cambio manual, ¡qué tiempos!), creo que en la actualidad hay bastante igualdad, partiendo de que hablamos de dos disciplinas muy diferentes entre sí.

Ahora bien, si me atengo a mis sensaciones, ver a Ogier, Latvala o Sordo a 200 km/h por un camino de tierra de poco más de 3 metros de ancho, con árboles a los lados, me sigue poniendo el vello de punta… algo que no consigue (o muy pocas veces) la Fórmula 1. Es decir, que desde un punto de vista puramente subjetivo, el mérito de un piloto de rallyes supera al de uno de monoplazas. 

Pablo García, redactor de Autofácil

Sin quitar merito a ninguno de los dos pilotos me parece mejor un piloto de rallyes. Considero que es una disciplina más compleja donde la improvisación y la sorpresa cobran especial protagonismo. Además, en un circuito todo está preparado para sufrir un accidente cosa que en un tramo de rallyes no.

Se me sigue poniendo la piel de gallina cuando veo vídeos de los WRC pasando totalmente de lado a escasos centímetros de árboles con troncos más anchos que muchos coches. Eso sin contar con la variable de que un piloto de rallyes está preparado para correr sobre asfalto seco o mojado, tierra, barro, grava o incluso nieve. Además, hay que tener en cuenta la coordinación y la confianza que tenga con el copiloto.

Andrés Martínez, editor contenidos web Autofácil.es

Creo que es uno de los debates más interesantes del mundo del motor… y que difícilmente tiene solución.  Un piloto de F1 es capaz de rodar más de 70 vueltas al límite en un circuito repitiendo una y otra vez las mismas trazadas con precisión milimétrica y una concentración inquebrantable. Además, lo hace gestionando el desgaste de las ruedas, visualizando el mejor momento para hacer un pit stop, o apurando frenadas a más de 300 km/h para adelantar.

Por otro lado, también tiene que saber cómo hacer su coche más ancho para defenderse de los pilotos más rápidos que vienen por detrás. En definitiva, son tipos capaces de mirar a los ojos a las leyes de la física y desafiarlas.

Por otro lado estarían los pilotos de rallyes, capaces de ir rápido en nieve, tierra, asfalto o barro sin saber lo que encontrarán en la próxima curva e improvisando continuamente. Es decir, todo lo contrario a un piloto de F1. En mi opinión, un piloto de F1 sería algo parecido a un matemático: preciso y capaz de rodar al límite sin errores. Sin embargo, uno de rallyes es improvisador nato, que tiene que solventar problemas e imprevistos a la velocidad del rayo. En definitiva, los pilotos de rallyes tienen un mayor porcentaje de talento puro y, por eso, para mi están un poquito por delante que los de F1.