Suavidad, ante todo

Cómo conducir sobre hielo

conduccionhielo3 1
Sobre el hielo, hay que evitar las brusquedades tanto al acelerar, al frenar o al manejar la dirección.
Autofacil
Autofacil
Aunque ya ha entrado la primavera, parece que el invierno se resiste a dejarnos y es probable que en determiandos tramos de carretera podamos encontrar alguna placa de hielo. Estos consejos te ayudarán a afrontarlos con mkayor seguridad.


Sé precavido

Cuanto veas que la nieve cuaja, lo más importante es reducir la velocidad y colocar las cadenas lo antes posible. En cuanto al hielo, suele aparecer en forma de placas sobre la carretera que provocan que, de repente,las ruedas pierdan todo su agarre. Normalmente, esas placas se alternan con otras zonas de asfalto donde el vehículo si tiene agarre.

Al iniciar la marcha

Acelera con mucha suavidad y ve soltando el pedal del embrague poco a poco. Si las ruedas patinan y no consigues avanzar, no aceleres más; inserta la segunda velocidad y repite la operación. Una vez en marcha, acelera y frena siempre con delicadeza.

Mira lo más lejos posible y anticípate

En primer lugar, reduce tu velocidad y aumenta la distancia de seguridad con el vehículo que te precede hasta que calcules que, en caso de frenada de emergencia, podrías detenerte con seguridad sin golpearlo. Comienza a frenar siempre con antelación y suavidad, y en las curvas dirige tu mirada siempre hacia la salida de las mismas para anticiparte.

A la hora de frenar

Primero, y si puedes, intenta aminorar la velocidad del coche reduciendo de marchas y aprovechando la retención del motor; si debes frenar, hazlo con suavidad para evitar que las ruedas se bloqueen -o que el ABS comience a actuar, algo que podría alargar la frenada- y trata de hacerlo con la dirección recta.

Si el coche se ‘va de morro’

Si ocurre, deja de acelerar y no gires más de la dirección. Mantén la calma, pues lo normal es que el vehículo recupere la trayectoria sin problema.

Y si se ‘va de culo’

No toques el freno, pues complicarás más la situación. Gira el volante en la misma dirección hacia la que esté deslizándose la ‘trasera’ del vehículo -eso lo que se llama ‘hacer contravolante’-. No te hará falta más de media vuelta de volante para lograrlo; de hecho, si te pasas, provocarás que el coche termine dando ‘bandazos’ y perderás el control.

Y en las roderas…

Normalmente, es recomendable conducir sobre las roderas de otros coches para tener mejor agarre. Sin embargo, si ha empezado a nevar hace poco y no hay más de un dedo de nieve, la capacidad de agarre de la rueda es mayor sobre la nieve virgen: en las roderas la nieve está machacada y se forma una pasta de agua y nieve que patina mucho.

conduccion hielo 2

NEUMÁTICOS DE INVIERNO: LA SOLUCIÓN IDEAL

Todas las marcas de neumáticos cuentan en sus catálogos con una gama de ruedas de invierno. Las identificarás porque llevan en el lateral un distintivo de una montaña con tres picos y un copo de nieve. Resultan mucho más eficaces sobre hielo y nieve que un neumático convencional con cadenas, y también ofrecen un mejor agarre que cualquier otro neumático normal por debajo de +7ºC… aunque el suelo esté seco.

¿Cómo funcionan?
Frente a un neumático ‘convencional’, los de invierno se caracterizan por contar con un compuesto de goma más blando y un dibujo específico para canalizar mejor el agua y la nieve -los grandes canales centrales- y para ofrecer un buen agarre en hielo y nieve -gracias a las ‘laminillas’, unos pequeños cortes realizados en los tacos de la rueda que hacen que estos ‘escarben’ y traccionen mejor sobre terrenos resbaladizos-.

La parte negativa…
Estos neumáticos son en torno a un 15% más caros que unos normales, y es recomendable cambiarlos cuando llega la primavera para evitar un desgaste acusado -utilizándolos sólo en invierno, tienen una vida media de unos 20.000 km-. Eso sí, los talleres ofrecen la posibilidad de guardarte las ruedas de invierno durante los meses que hace buen tiempo de forma gratuita -sólo te cobrarán el montaje; desde 20 euros de media-.

Probamos la nueva gama de Michelin
Michelin presentó su renovada gama de neumáticos de invierno en un circuito ubicado en la pista de esquí andorrana de Vall Nord. Ahora, tanto los Pilot Alpin -pensados para turismos- como los Latitude Alpin -para 4×4- estrenan un nuevo diseño con un 135% más de laminillas en los primeros y un 75% más en los segundos -algo que incrementa el agarre- y un compuesto denominado Helio Compound3G que mejora la elasticidad de la goma a muy bajas temperaturas. Además, Michelin ha desarrollado junto a Porsche un dibujo específico para los Pilot Alpin que se instalen en vehículos deportivos.

michelin pilot alpin 1