Nunca menos de 19 grados

Consejos para un uso eficiente del aire acondicionado

climatizador
Consejos para un uso eficiente del aire acondicionado
Autofacil
Autofacil


Climatizador

A 37º C los despistes y los tiempos de reacción aumentan, contabilizándose más del doble de movimientos correctores a esa temperatura que en condiciones normales. En ese momento es necesario encender el aire acondicionado y establecer la temperatura entre 19 y 24º C, intervalo que se considera ideal para disfrutar de una conducción relajada.

Consejos
Mantener una buena temperatura al volante, mediante la activación del aire acondicionado o el climatizador, es positivo para una conducción más tranquila y segura, aunque un uso desacertado de estos mecanismos puede llevar a un gasto energético innecesario. La utilización del aire acondicionado afecta tanto al rendimiento del motor como al consumo, que puede aumentar entre el 5 y el 20%, o lo que es lo mismo, entre medio litro y un litro por cada hora circulando a velocidad de crucero.

Para hacer un uso eficiente del aire acondicionado y ahorrar energía es recomendable seguir estos consejos:

· Al entrar en el vehículo, abrir los cristales antes de poner en marcha el motor para sacar el aire caliente acumulado en el interior del coche. Después, cerrarlos y encender el aire acondicionado.
· Mantener el vehículo completamente cerrado mientras el aire esté en funcionamiento.
· No encender el aire acondicionado o el climatizador si no es necesario bajar la temperatura de manera radical. En caso contrario, con activar el ventilador puede ser suficiente.
· Eliminar la basura acumulada en la base del parabrisas para evitar que se obstruya la entrada de aire exterior.
· No obstruir las salidas del aire acondicionado (parabrisas, frontales, suelo y asientos traseros).
· Orientar siempre las rejillas de forma que difundan el aire por todo el habitáculo, evitando que el chorro se dirija directamente hacia los ocupantes.
· No enfriar en exceso el habitáculo. Hay que tener en cuenta que cada grado que se descienda por debajo de los 25º C el consumo de energía aumenta en torno al 8%.

Mantenimiento
Los sistemas actuales de aire acondicionado y climatización no precisan de mucho mantenimiento, sin embargo es conveniente realizar una serie de revisiones periódicas para garantizar su óptimo funcionamiento.

Al menos una vez a la semana -incluso en invierno- debemos encender el aire durante un mínimo de dos minutos para hacer que el aceite circule en el compresor y mantenga lubricado el equipo. Sin este mantenimiento básico el sistema de refrigeración podría dañarse. Si durante el invierno no se ha utilizado durante ese tiempo mínimo de mantenimiento debemos ponerlo en funcionamiento muy lentamente ya que tanto tiempo de inactividad puede propiciar que las juntas de unión de las tuberías y los componentes se resequen.

Con la llegada del verano debemos comprobar el nivel del aceite del compresor y el estado de éste, realizar una limpieza exterior del radiador y del condensador con aire a presión y comprobar la carga de gas. Además las fijaciones de los conductos deben verificarse cada 20.000 kilómetros.