Alumbrado y señalización, los fallos más comunes

ITV, ¿por qué fallos nos tiran?

itv1
ITV, ¿por qué fallos nos tiran?
Victor Delgado
Victor Delgado
En 2015, las ITV de la Comunidad de Madrid detectaron fallos graves en un 19% de los vehículos examinados, ¿quieres saber cuáles son los más comunes?


Luis Rivas, Secretario General de AEMA-ITV, ha revelado que en las ITV de la Comunidad de Madrid hay un 18,7% de vehículos que no superan la inspección satisfactoriamente. Concretamente, este porcentaje ha aumentado con respecto a 2014 en un 11%, con un total de 352.255 unidades que presentaban deficiencias graves, las cuales se consideran incompatibles con la circulación.

En total, en 2015 fueron inspeccionados 1.882.497 automóviles en la Comunidad de Madrid, en los 63 centros autorizados para examinarlos. De hecho, ha habido una subida de 4,5% comparado con 2014, algo que, según Rivas, obedece a que muchos usuarios vuelvan a pasar la ITV dentro de la comunidad, en vez de desplazarse a provincias limítrofes. En un análisis más concreto, la relación entre defecto grave por vehículo es de 1,7.

Entre los defectos más comunes que tuvieron que ser reparados se encuentran alumbrado y la señalización -177.688-, neumáticos, ejes y ruedas -141.324-, emisiones contaminantes -79.440-, frenos -54.286-, acondicionamiento exterior, carrocería y chasis -43.979- y dirección -19.605-. Además, las estadísticas evidencian una relación directa entre la antigüedad del coche y el porcentaje de rechazo en las inspecciones.

En este sentido, los turismos con menos de cinco años de antigüedad presentan una tasa de rechazo del 6,7%; los que tienen entre cinco y diez años de antigüedad, del 13,4%; los que cuentan con entre diez y quince años de antigüedad, del 19,7%; y por último, los que tienen más de quince años son rechazados en un 23,5% de los casos.

Por último, Rivas señaló la preocupación que existe entorno a los vehículos que no se presentan a la inspección, ya que detrás del absentismo de estos automóviles está el temor a ser rechazado, pues la gran mayoría de éstos tendría fallos con los que no deberían circular. En este sentido, la DGT señala como muy importante la labor de los policías locales, ya que este tipo de coches suele refugiarse en las grandes ciudades.