Cómo debes actuar si te para la Guardia Civil

guardia civil radar control velocidad carnet
Cómo debes actuar si te para la Guardia Civil
Enrique Espinós
Enrique Espinós
¿Sabrías exactamente qué hacer o cómo actuar... si, mientras conduces, te da el alto una patrulla de la Guardia Civil? La Benemérita ha publicado un vídeo donde se explica este procedimiento con todo detalle.

Seguro que le ha pasado a más de uno. Vas circulando tranquilamente cuando, de repente, divisas, por el retrovisor, a una patrulla o una pareja de agentes en moto de la Guardia Civil que circula detrás tuyo… Según la experiencia de este redactor, lo primero que hacemos es levantar el pie del pedal del acelerador (por si acaso… y a ver si nos rebasan) y luego comprobar que circulamos con todo en orden.

Pero la cosa empeora (y hablo por mi propia experiencia hará unas semanas) cuando la patrulla circula con las luces azules puesta o las conecta mientras circula detrás tuyo… ¿Me estarán dando el alto o no? ¿He de detenerme, y dónde y cómo?

Cómo actuar si te para la Guardia Civil, paso a paso

No te preocupes lector, no eres el único al que le ha pasado. Y, por eso, la DGT ha ha publicado, a través de su canal de Twitter, un vídeo en el que explica, paso a paso, cuándo has de detenerte si te lo indica una patrulla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil; dónde has de detener tu vehículo; y cómo actuarán los agentes.

Lo primero que debes tener en cuenta es que, si el vehículo de la patrulla no enciende las luces, simplemente está circulando detrás tuyo… como pudiera hacerlo cualquier otro; eso sí, extrema las precauciones y el cuidado al volante; no vayan a ponerte una de las multas más habituales en verano.

Mucha atención a qué luces enciende el vehículo. Si únicamente enciende las luces azules, eso significa que te está pidiendo paso ya que, lo más probable es que deba atender un aviso o un posible accidente (los más graves se dan en Andalucía). Pero si enciende a la vez las luces azules y otras rojas parpadeantes, sí, te estará indicando que te detengas lo antes posible. Y sí, además, pone en marcha las señales acústicas de la sirena, significa que estarás cometiendo una infracción grave: detente lo antes posible.

Y atento, porque no deberás hacerlo de inmediato y en cualquier lado, sino que deberás estacionar en el lado derecho de la vía, pero siempre en un lugar en el que la presencia de tu vehículo no suponga un peligro para el resto de usuarios. Busca un lugar de estas características (un arcén ancho, un desvío con terreno para detenerte…) aunque eso suponga que debes seguir circulando hasta encontrarlo.

controlguardiacivil 2

Una vez te hayas detenido, el o los vehículos patrulla de la Guardia Civil se detendrán detrás tuyo con el objetivo de garantizar tu seguridad, ya que, debido a la decoración característica y a las luces, su vehículo siempre será visible. Un agente descenderá de su vehículo y se acercará al tuyo, siempre por la derecha, para indicarte el motivo de la detención. Esta puede deberse a un mero aviso (por ejemplo, de que circulas con un neumático bajo de presión o con un fallo en un piloto) pero también para imponerte una posible sanción: al respecto, encuentra aquí una guía para evitar las multas por velocidad, que son las más frecuentes en nuestras carreteras.

Una vez te lo haya explicado y se haya solucionado la situación, deberás seguir las instrucciones de los agentes de la Guardia Civil en todo momento para reincorporarte a la vía generando el mínimo peligro o estorbo para otros conductores.