Cómo importar un coche de Alemania

bmwm5
Cómo importar un coche de Alemania
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Te explicamos qué trámites hay que seguir para adquirir un vehículo en Alemania y matricularlo legalmente en España.


Uno de nuestros lectores –Fernando Jesús– nos explica que está sopesando la idea de importar un coche desde Alemania. Quiere saber cuáles serían todos los trámites que tendría que realizar.  Además, si finalmente lo importa, se pregunta si tendría que abonar aquí el impuesto de matriculación… si el coche emitiera menos de 120 gr CO2/km.

Estos son los trámites que hay que realizar:

Una vez que hayamos localizado el coche que nos interesa -pode os recurrir a portales como mobile.de o es.automobile.de-, tendremos que ir hasta Alemania para buscarlo –debemos calcular aprox. 450 € entre vuelo, dietas, noche de hotel y combustible para la vuelta–.

¿Por qué Kia apuesta por los coches híbridos y eléctricos

Si adquirimos el vehículo a un particular, necesitaremos un contrato de compraventa firmado por ambas partes, mientras que si lo compramos en un concesionario o profesional, bastará con la factura de compra. Además, necesitaremos la documentación alemana del automóvil: el equivalente al permiso de circulación,el «Zulassungsbescheinigung teil ii» -Certificado de Registro-; y el certificado de conformidad Europeo -COC-, que es el documento, proporcionado por el fabricante, que especifica las características del vehículo y será necesario presentar en la ITV**. Lo normal es que un coche alemán la tenga pero, en caso de que no, el fabricante nos cobrará unos 200 euros por ella.

A la hora de traernos el coche a España, si lo compramos a un particular, le deberíamos pedir que mantenga el seguro unos días hasta que lleguemos a España -con él, se puede circular por la UE- y contratemos uno a nuestro nombre; si fue a un profesional, lo normal es que el coche no tenga seguro: debemos contratar allí uno provisional –desde 100 €–.

Una vez en España, tendremos que acudir a la ITV para pasar una revisión y que nos hagan una ficha técnica –unos 170 euros–, y a Hacienda para abonar el impuesto de Transmisiones Patrimoniales***, y el de Matriculación -no tendremos que abonarlo si el coche emite menos de 119 gr de C02/km-. Además, tendremos pasar por las oficinas municipales para liquidar el IVTM –impuesto sobre vehículos de tracción mecánica o «impuesto de circulación»–.

Con esta documentación, acudiremos a Tráfico a pagar la tasa de matriculación -96,80 €-, para poder solicitar nuevas placas en un establecimiento especializado, lo que nos costará aproximadamente90 euros.

**Otra opción equivalente al COC es pedirle a un ingeniero titulado que te emita una ficha reducida, por lo cual te cobrará entre 50 y 100 euros.***Si el profesional te emitió en Alemania una factura que incluyera el IVA, no tendrás que abonarlo.