Coronavirus: Skoda cede más de 200 vehículos y 150 scooters en República Checa

skodaautohelps
Coronavirus: Skoda cede más de 200 vehículos y 150 scooters en República Checa
Nicolás Merino
Nicolás Merino

Skoda y HoppyGo han puesto a disposición de organizaciones, municipios y voluntarios de República Checa una flota compuesta por más de 200 vehículos 150 scooters, así como la aportación de ayuda financiera directa para los servicios sociales y personas necesitadas.


Skoda Auto está dando apoyo a las organizaciones e instituciones que ayudan a contener la propagación del coronavirus en República Checa. Así, en colaboración con el servicio de carsharing HoppyGo, ha dispuesto una flota de más de 200 vehículos y 150 scooters eléctricos a disposición de organizaciones benéficas, voluntarios y municipios -de forma gratuita y con flexibilidad de uso-. La marca checa también ha proporcionado ayuda financiera directa, rápida y sin burocracia para los servicios sociales y personas necesitadas.

Los vehículos se están utilizando para entregar medicinas y comida, entre otras cosas. Más de 20 ciudades y organizaciones ya utilizan la flota de vehículos, incluyendo la ciudad de Brno, Cáritas de la República Checa, ADRA o la Cruz Roja. Por otro lado, HoppyGo es responsable de la gestión de la flota, y desinfecta regularmente todos los vehículos con ozono.

También están fabricando mascarillas reutilizables

skodaautohelps mascarillas ffp3 reutilizables

La ayudad proporcionada por Skoda no acaba aquí. El equipo de investigación del Instituto Checo de Informática, Robótica y Cibernética (CIIRC) de la Universidad Técnica Checa de Praga ha recibido el apoyo del centro de desarrollo de Skoda en ?esana para desarrollar e implementar un proceso de impresión 3D para la producción de mascarillas FFP3.

Además de ofrecer el mayor nivel de protección posible frente a contagios, estás mascarillas también poseen un filtro intercambiable. Skoda ya ha anunciado que ha finalizado su desarrollo y su producción ya va a 60 unidades diarias tras haber finalizado el proceso de homologación. Las mascarillas producidas se entregan directamente al Ministerio de Sanidad checo, tras lo que son distribuidas a hospitales y doctores.