Citroën DS 23 apodado como el ‘Tiburón’, un coche que hizo historia

Citroën DS 23 apodado como el ‘Tiburón’, un coche que hizo historia
Nicolás Merino
Nicolás Merino

Presentado en 1955, la llegada del Citroën DS 23 'Tiburón' instauró una nueva referencia en el mundo del automóvil, gracias a su diseño, sus innovaciones técnicas, prestaciones y seguridad.


El Citroën DS, conocido popularmente como Tiburón fue otro de los modelos que marcó un antes y un después en el sector del automóvil. El Salón de Paris de 1955 fue el escenario elegido por la marca francesa para presentarlo en sociedad. La aceptación del modelo fue tal, que se registraron 12.000 pedidos el mismo día de su presentación. En la misma línea estaba la prensa especializada, que valoraba positivamente su diseño y comportamiento en carretera.

El DS 23 ‘Tiburón’ fue fruto del trabajo conjunto de ingeniero André Lefèvre y el diseñador Flaminio Bertoni. De una manera perfecta, supieron fusionar tecnología y estética para crear una armonía perfecta en la que la línea y las formas eran un reflejo de las soluciones técnicas y de la obsesión por la aerodinámica y el confort, logrando conjugar funcionalidad con un diseño único y atractivo. Por su parte, el interior reunía innovaciones que hoy consideramos normales. Por ejemplo, el conductor podía acceder a todos los mandos del vehículo sin tener que soltar el volante en ningún momento.

tiburon1 1

La presencia tecnológica fue otro de los grandes avales en el éxito del Tiburón: suspensión hidroneumática, dirección asistida, frenos delanteros de disco -algo que por aquel entonces solo estaba reservado para los vehículos de competición de Le Mans- o una caja de cambios hidráulica de cuatro velocidades que permitía cambios de marcha realmente rápidos.

En la actualidad, DS Automobiles (la marca premium del Grupo PSA) recoge el testigo de este vehículo llevando a nuestros días el diseño radical, el confort, el cuidado por los detalles y la pasión por las tecnologías más innovadores. Representante del saber hacer del lujo francés en el automóvil, traslada el espíritu del ‘Tiburón’ a segmentos como los SUV o, con el DS 9, a las berlinas de representación aportando una estética única y muy personal, un interior realizado con materiales y técnicas selectas y las funciones de ayuda a la conducción y las motorizaciones más avanzadas, como demuestran el DS 3 Crossback E-Tense 100% eléctrico y el DS 7 Crossback E-Tense 4×4, un híbrido enchufable de altas prestaciones.