Prueba usado: Fiat Panda 4×4

14 Prueba usado: Fiat Panda 4×4
Fotos del Fiat Panda 4×4
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso

El Panda 4x4 es uno de esos coches que 'caen simpáticos' a todo el mundo. Con su suspensión sobreelevada, su sencillo sistema de tracción total, su robustez mecánica y su bajo peso, fuera del asfalto era divertido y sorprendentemente capaz.


Siguiendo la estela del mítico Fiat Panda 4×4 de primera generación, el sustituto de aquel urbano también contó con una versión de tracción total. Este Panda 4×4 llegó al mercado en 2004, justo un año después de la aparición de la segunda generación del Panda, y lo hizo asociado a un motor de gasolina 1.2 de 60 CV y a dos acabados: estándar -foto- y Climbing, que aportaba paragolpes específicos en el color de la carrocería, llantas de 14″, protecciones de plástico en las aletas y barras de techo.

Ya en 2005, se incorporó a la gama la versión diésel 1.3 Multijet de 69 CV, y un año más tarde llegaría la vistosa versión Cross. En 2010, la gama mecánica evolucionó: el motor 1.2 adaptó una culata de 16 válvulas que elevaba la potencia a 69 CV, y el 1.3 diésel pasó a tener 75 CV. Todos ellos llevaban cambio manual de cinco velocidades.

Fiat Panda 4x4

¿Y cómo era la tracción total del Panda 4×4? Se trata de un sistema de eje trasero conectable. En condiciones normales, el 98% del par motor se deriva al tren delantero, pero un embrague multidisco es capaz de trasladar hasta el 50% del par a las ruedas traseras cuando detecta que las delanteras pierden tracción. Los diferenciales, tanto delantero como trasero, no tienen bloqueo, y tampoco hay reductora, aunque las marchas de la caja de cambio son cortas para favorecer las capacidades camperas de este Panda 4×4.

Aparte, el Panda 4×4 se beneficiaba de una suspensión distinta a la del Panda normal, con amortiguadores más resistentes y muelles 50 mm más largos, los cuales aportaban una mayor altura libre al suelo: 160 mm. Asimismo, los neumáticos eran Bridgestone Dueler de tipo M+S, que son aptos tanto para asfalto como para circular sobre barro o nieve.

Fiat Panda 4x4 salpicadero

¿Cómo iba?

Las prestaciones del Panda 4×4 no eran su mayor virtud, pero tampoco su cometido. Tanto el gasolina como el diésel son ruidosos en carretera debido a que los 120 km/h no están lejos de la velocidad máxima que alcanzan. Sin embargo, los cortos desarrollos del cambio y el bajo peso del coche permiten que, en ciudad y campo, la respuesta sea razonablemente briosa. De todos modos, para circular por carretera asiduamente, es aconsejable el diésel de 75 CV.

La suspensión es más dura que la del Panda normal, por lo que a pesar de la mayor altura, contiene bien los balanceos de la carrocería en las curvas. Por otro lado, en campo es muy divertido y bastante capaz para no ser un todoterreno puro. Permite circular por caminos abruptos sin miedo a golpear los bajos, y la tracción total funciona muy bien, logrando subir por rampas deslizantes y salir airoso de terrenos embarrados.

Fiat Panda 4x4

¿Cómo era por dentro?

El interior del Panda 4×4 es idéntico al de un Panda normal. No hay ningún mando o botón que denote que su tracción es 4×4, puesto que esta funciona de forma totalmente automática.

El salpicadero está construido con plásticos duros de aspecto simple, pero con buenos ajustes. Además, la palanca de cambio sobreelevada queda muy cerca del volante y, salvo los botones de los elevalunas en la consola central, todos los mandos están donde deben estar. Aparte, la versión Climbing añadía guantera con tapa y una radio de doble DIN más completa que la estándar. La insonorización, por su parte, es uno de los aspectos mejorables.

Las plazas traseras son aptas para dos adultos a pesar de su estrechez. Tampoco destaca por el espacio para las piernas, aunque sí por la altura disponible. Por otro lado, el maletero no es muy grande: 200 litros.

¿Qué revisar? Uno de los motivos por los que el Panda 4×4 es un modelo cotizado, se debe a su robustez mecánica. Tanto el motor de gasolina como el diésel son muy duros, y a nivel de transmisión y sistema de tracción total no hay fallos endémicos. Donde sí lo hay es en la dirección eléctrica: revisa que en el cuadro de mandos no se ilumine el testigo de avería en la dirección, pues con él encendido no podrás pasar la ITV.

¿Cuánto cuestan sus repuestos?

Faro delantero: 202,95 euros
Capó: 279,84 euros
Paragolpes delanteros: 337,86 euros
Paragolpes traseros: 286,03 euros
Retrovisor completo: 105,27 euros
Piloto trasero: 118,91 euros
Radiador: 231,64 euros
Catalizador: 1.082,10 euros
Diferencial trasero: 1.895,30 euros

¿Cuánto cuesta mantenerlo?

El Panda 4×4 de segunda generación hereda el bajo coste de mantenimiento de su predecesor. Las revisiones, que se han de pasar cada 20.000 km, tienen un precio contenido, e incluso intervenciones de mayor envergadura, como la sustitución de la correa de distribución en el gasolina -el diésel lleva cadena y no requiere mantenimiento- o los amortiguadores, también suponen un gasto razonable. El resto de operaciones de mantenimiento tienen un coste normal dentro del segmento de los microurbanos.

 Inspección básica -cada 20.000 km-:  166 euros
 Inspección avanzada -cada 60.000 km-:   333 euros
Cambio de correa distrib. -cada 120.000 km-:  328 euros
Cambio de pastillas de freno delanteras:  128 euros
Cambio de discos y pastillas delanteros:  258 euros
Cambio de cuatro amortiguadores:  683 euros
Cambio de batería:  130 euros
Cambio de embrague:  651 euros

Cuánto valía… y cuánto vale

Año Modelo Precio nuevo Valor actual Km aprox.
2004 1.2 60 11.910 euros 3.200 euros 145.000
2005 1.3 Multijet 69 14.575 euros 3.700 euros 165.000

Ficha técnica (1.2 60)

  • Motor: Gasolina, cuatro cilindros en línea, situado en posición delantera transversal, 1.242 cc, 60 CV a 5.000 rpm, 102 Nm de par a 2.500 rpm.
  • Velocidad máxima: 145 km/h.
  • Aceleración de 0-100 km/h: 20,0 segundos.
  • Consumo: 6,6 litros/100 km.
  • Tracción: Total.
  • Cambio: Manual de cinco velocidades.
  • Frenos: Discos ventilados delante y macizos detrás.
  • Suspensión: Independiente delante y eje de torsión detrás.
  • Dirección: De cremallera con asistencia.
  • Llantas: 5,5 x 14″.
  • Neumáticos: 185/65 R14.
  • Largo x ancho x alto (m): 3,57 x 1,60 x 1,63.
  • Peso: 880 kg.
  • Maletero: 220 litros.
  • Depósito de combustible: 35 litros.


 

Fiat Panda