¿Hasta cuándo va a durar el descuento de 20 céntimos en la gasolina y a quién va a beneficiar en 2023?

Cristina Muñoz
Cristina Muñoz
El descuento de 20 céntimos en la gasolina está llegando a su fin (el 31 de diciembre se acaba), pero seguramente se producirá una prórroga del mismo. ¿En qué va a consistir y a quién va a beneficiar?

La prórroga del descuento de 20 céntimos en la gasolina se tiene que aprobar ya porque, el 31 de diciembre, se acaba tal y como está planteado en la actualidad. Y todo apunta a que el 1 de enero de 2023 se pondrá en marcha una nueva fórmula de subvención sobre los precios del carburante.

Si quieres un coche nuevo con descuento haz click aquí

Hasta el 31 de diciembre de 2022 podemos seguir disfrutando de la rebaja de 20 céntimos en el precio de la gasolina: esta ayuda consiste en una subvención de 20 céntimos de euro por litro de carburante a todos los conductores, de los que 15 céntimos corresponden al Gobierno y los 5 céntimos restantes corren a cargo de las estaciones de servicio.

Sin embargo, desde el 1 de enero de 2023 todavía no sabemos qué va a pasar, aunque desde el Gobierno vienen dando pistas y todo parece indicar que van a cambiar el modelo. Recientemente, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha asegurado que «lo estamos analizando y en los próximos días conocerán el alcance de esas medidas».

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha explicado que el Gobierno va a limitar algunas medidas para contener la inflación, como ocurre con el descuento en el precio de los carburantes. “Nuestro objetivo es, en una primera fase, implantar medidas de choque y un amplio espectro con un impacto generalizado y, poco a poco, tratar de enfocar a sectores más afectados y más vulnerables”, ha asegurado.

Quién se beneficiará del descuento de 20 céntimos

descuento de 20 céntimos en la gasolina

En otros países, como Francia y Alemania, ya han modificado la forma de aplicar rebajas en los precios de los carburantes; si quieres saber qué han hecho estos dos países accede a esta otra noticia en la que te lo explicamos. Y, en España, según parece desde enero de 2023 también va a cambiar.

¿Cuál será el cambio que se va a hacer en nuestro país en el descuento de la gasolina? Muchos de los miembros del Gobierno ya han adelantado cómo puede ser la modificación de la rebaja en el precio de los carburantes y todos apuntan en una dirección: que la ayuda deje de ser general y que se concentre en los sectores económicos más golpeados por la crisis, en los colectivos más vulnerables o, incluso, también en las clases medias.

Desde la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (Ceees) han reclamado certidumbre a la Administración y seguridad jurídica al Gobierno con respecto a lo que va a suceder a partir del 1 de enero de 2023 con el descuento de los 20 céntimos por litro de carburante.

Ceees pide un «diálogo abierto y transparente por parte de la Administración con el objetivo de poder preparar los sistemas informáticos de las estaciones de servicio para el nuevo escenario que tengamos con el inicio del año». Y es que el 1 de abril se generó un caos en la mayoría de estaciones de servicio españolas, que conocieron la medida el 30 de marzo, cuando se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

¿Sería mejor una rebaja en el IVA?

En aquella ocasión, las estaciones de servicio tuvieron sólo 40 horas para poner en marcha los cambios necesarios en sus sistemas informáticos, que no estaban preparados para hacer bonificaciones, ya que lo que suelen hacer son descuentos comerciales. Por este motivo, el presidente de la Ceees, Jorge de Benito, ha indicado que los criterios con los que se modifique la bonificación deben ser “claros, fácilmente aplicables y predecibles, aprobados con antelación suficiente para adaptar nuestros sistemas y nuestras estructuras«

La Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (Ceees) defiende que lo mejor sería aplicar una rebaja impositiva como se ha hecho en otras energías, como la electricidad y el gas (ambas con un IVA reducido al 5 %). «Con una recaudación fiscal en niveles de récord, el camino más recto hacia una minimización del impacto que el precio de los carburantes tiene en la economía pasa por una reducción de impuestos«, explican desde la Confederación.