Impuesto del CO2 en Cataluña: todo lo que necesitas saber

contaminacion 7
Impuesto del CO2 en Cataluña: todo lo que necesitas saber
Nicolás Merino
Nicolás Merino

El Parlament de Catalunya ha aprobado el tributo de CO2 a los vehículos. Empezará a cobrase en 2020, aunque con fecha de este mismo 2019, y se espera una recaudación próxima a los 150 millones anuales.


El Parlament de Catalunya ha aprobado la modificación de la ley catalana de Cambio Climático. Esto supone la llegada del impuesto de CO2 a los vehículos, que será cobrado en 2020 pero con fecha de 2019. Un total de 4,1 millones de vehículos -3,6 millones de automóviles y 500.000 motos- deberán hacer frente a este nuevo tributo, que generará unos ingresos de 150 millones de euros anuales.

Kia XCeed, dinamismo y tecnología en formato crossover

Este impuesto penalizará a los vehículos más antiguos y, por tanto, más contaminantes. Se articula en torno a varios estratos, siendo cada uno más caro que el anterior. De carácter específico y progresivo, llegará como un tributo separado de los demás, y se pagará más cuanto mayor sean las emisiones. El valor de emisiones será el que se especifica en la ficha técnica del vehículo.

Como informa La Vanguardia, aquellos vehículos cuyas emisiones sean inferiores a los 120 gramos de CO2 por kilómetro no tendrán que hacer frente al pago de este impuesto en 2020, mientras que en 2021 esa cifra se reducirá a los 95 gramos de CO2 por kilómetro. La mayoría de vehículos están contemplados en este gravamen: turismos y furgonetas tributarán en el 2019; las motos se añadirán en 2020 y pagarán este impuesto en el 2021. Los camiones están exentos de pagar este impuesto.

Para reducir los efectos del cambio climático

diesel2

La recaudación se destinará para promover acciones que frenen o eviten el cambio climático, aunque aún no se han especificado. También se utilizará para la conservación del patrimonio cultural y espacios naturales. La periodicidad de este impuesto será anual -cada 31 de diciembre- y se aplicará este mismo 2019. «Fijaremos la cuota y le diremos al ciudadano lo que debe pagar, como si fuera otro impuesto, como el impuesto de circulación o el IBI», explica Marta Espasa, secretaria d’Hisenda del Govern.

Gracias a la colaboración de la Dirección General de Tráfico, la Agència Tributària ya cuenta con todos los datos de todos los vehículos. En este primer año llevará a cabo un censo provisional con los vehículos que tengan que pagar dicho impuesto y se publicará en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) entre el 1 y el 15 de mayo. Con un periodo de alegaciones de 15 días, la lista definitiva estará para principios de septiembre de 2020 y se estima que este impuesto se comience a pagar a finales de 2020, quedando algunos recibos retrasados para 2021.

Cuánto tendrás que pagar

Como hemos dicho anteriormente, en 2020 todos los vehículos con unas emisiones inferiores a 120 g/km no tendrán que pagar; para 2021, los vehículos cuyas emisiones estén por debajo de 95 g/km.

En 2020

  • Menos de 120 g/km: no pagan
  • Entre 120 y 140 g/km: de 0 a 11 euros
  • Entre 140 y 170 g/km: de 11 a 32 euros
  • Más de 170 g/km: de 32 euros en adelante

En 2021

  • Menos de 95 g/km: no pagan
  • Entre 95 y 120 g/km: de 0 a 7 euros
  • Entre 120 y 140 g/km: de 7 a 34,5 euros
  • Entre 140 y 170 g/km: de 34,5 a 66,5 euros
  • Más de 170 g/km: de 66,5 euros en adelante

Por último, los vehículos situados en el último tramo tendrían que hacer frente a una cantidad significativamente superior. Por ejemplo, un vehículo cuyas emisiones sean de 218 g/km tendría que pagar una cantidad de 76,6 euros en 2020 y de 128,77 euros en 2021.