Si tu coche es posterior a esta fecha, podrías tener problemas para pasar la ITV

Estacion ITV Nassica
Estación ITV Nassica
Autofacil
Autofacil
La actual normativa de las ITV establece un control OBD para los vehículos sujetos a la norma EURO V en adelante. Pero, ¿qué sucede con los anteriores?

La ITV es un trámite obligatorio para cualquier propietario de un vehículo y que, como si de un examen de tratase (en cierto modo lo es), suele suponer algo de nerviosismo generado por si tu coche superará la inspección o no. Recordemos que la Inspección Técnica de Vehículos se ha de pasar cada dos años hasta que el vehículo tenga diez años de antigüedad y, a partir de entonces, cada año.

Pues bien, desde ya algunos meses, a las pruebas visuales y mecanizadas que se efectúan en estas inspecciones, se suma una más: el control por OBD. Son las siglas de On Board Diagnostic y esta prueba se efectuará a todos los vehículos sujetos a la normativa de emisiones EURO V en adelante, que en la práctica es aproximadamente desde 2006 en adelante, aunque depende de varios factores.

Enchufando un ordenador a la toma OBD incorporada en el vehículo, el objetivo es detectar posibles averías, errores y, sobre todo, manipulaciones en el automóvil, especialmente en lo relativo a emisiones contaminantes.

ITV

Y no por eso se dejará de someter a los vehículos a la prueba de gases tradicional. También se mantienen todas las demás pruebas visuales (como alumbrado, neumáticos, suspensión, óxidos, fugas, coincidencia de bastidor y, por supuesto, modificaciones no autorizadas), como mecanizadas, que en esencia son las que necesitan de maquinaria específica: además del test de gases, también se examina el estado de los ejes y la potencia y compensación de frenado.

Pero, ¿qué sucede con los automóviles previos a la mencionada normativa? El sentido común dice que no sucederá nada, que pasarán la ITV de, digamos, la manera tradicional, con el resultado favorable o desfavorable correspondiente. Sin embargo, no poder ser sometidos a la prueba por OBD puede ser entendido como una pega para que los técnicos de la ITV autoricen que determinado vehículo siga circulando por las vías públicas durante, al menos, un año más. Puede ser, dicho de otro modo, un motivo para el descarte.

Por otra parte, si tu coche es igual o posterior a 2006 y, por tanto, ha de someterse a la nueva prueba por OBD, tampoco debes preocuparte. Es cierto que es un examen más pero, si no has manipulado la electrónica del vehículo, no deberías tener ningún problema para irte a casa con tu ‘favorable’.

 

0 Comentarios