Este Range Rover clásico restaurado esconde una preciosa historia

Pablo J. Poza
Pablo J. Poza
Este Range Rover clásico V8 3.5 de 1985 ha sido restaurado a conciencia por Legacy Overland y, además, tiene una interesante historia que contar.

Seguro que alguna vez has soñado con volver a ponerte a los mandos del mismo automóvil en el que aprendiste a conducir. Eso es precisamente lo que le ocurrió al actual propietario de este Range Rover clásico de batalla corta de 1985, un automóvil que había pertenecido a sus padres y que fue vendido en algún momento de la década de los años 90.

Tras una intensa búsqueda, en 2018 dio con el vehículo, que se encontraba en un terrible estado de abandono. Tras adquirirlo, lo llevó a las instalaciones europeas de Legacy Overland (ubicadas en Portugal), con el fin de devolverlo a su estado original.

Range Rover Classic by Legacy Overland
El Range Rover en su estado previo a la restauración.
Range Rover Classic by Legacy Overland
El Range Rover tras pasar por las manos de Legacy Overland.

Un Range Rover clásico desmontado hasta el último tornillo

Como de costumbre, la restauración comenzó desmontando hasta el último tornillo. Tras sanear todos los paneles de la carrocería, se volvió a pintar en su color original Russet Brown, se galvanizó el bastidor de largueros junto con toda la estructura de la carrocería y, a lo largo de 5.000 horas de trabajo, se fue montando cada pieza, convenientemente reacondicionada o reemplazada.

El interior requirió una atención especial, ya que el cliente quería que la tapicería y los guarnecidos lucieran el patrón original con el cual salió de fábrica este Range Rover en 1985. Se trata de una tapicería que se usaba principalmente en los Range Rover entregados en Francia, lo que obligó a diseñar una réplica y encargarla a un fabricante de telas especializado.

Range Rover Classic by Legacy Overland
Range Rover Classic by Legacy Overland
Range Rover Classic by Legacy Overland

Y aunque se buscaba la mayor fidelidad posible a la versión original, sí hubo un cierto margen para la mejora, como suele ser habitual en las restauraciones de Legacy Overland. Así, las superficies de vinilo se tapizaron en cuero de color beis Palomino, mientras que el salpicadero y la consola central se revistieron en cuero negro. Asimismo, se adaptó artesanlmente una unidad de aire acondicionado, se instaló un sistema de sonido de calidad y se añadieron cinturones de seguridad en todas las plazas, a juego con la tela.

Un par de mejoras para este Range Rover clásico

También se añadió un techo practicable procedente de un Range Rover clásico de cuatro puertas de mediados de los años 90, mientras que en el interior las alfombrillas se confeccionaron específicamente, el techo se revistió también a medida y se añadieron anclajes para los asientos infantiles.

Range Rover Classic by Legacy Overland

Por supuesto, el motor fue reconstruido por completo. Se trata del V8 3.5 original con el que el vehículo salió al mercado, un motor atmosférico de aluminio evolucionado y fabricado por Rover sobre un diseño original de Buick. Alimentado por carburadores Zenith, se conformaba con ofrecer 135 CV. Ni el rendimiento ni la economía de combustible eran su fuerte, pero poco importa eso en un vehículo como este Range Rover clásico que no es sino la materialización de un sueño, de ese sueño que todos hemos tenido alguna vez de ponernos al volante del mismo automóvil con el cual aprendimos a conducir.

Range Rover V8 35 clasico Legacy Overland 5

El Ranger Rover clásico de Legacy Overland, al detalle

  • Pintura Russet Brown original, con detalles en negro satinado y plata.
  • Motor Rover 3.5 V8 completamente reconstruido.
  • Carburador Weber de alto flujo mejorado.
  • Caja de cambios y caja de transferencia reconstruidas.
  • Llantas de acero Rostyle de 16” pintadas en plata con tapas centrales Range Rover y tuercas de rueda de acero inoxidable.
  • Neumáticos BFGoodrich All-Terrain T/A 265/75-16.
  • Rueda de repuesto (205/80-16) en maletero, con tapa.
  • Parachoques de acero negro satinado, con tapas de plástico en los extremos.
  • Chasis, jaula de la carrocería y paneles interiores galvanizados.
  • Anagramas Range Rover negros en el capó y en la tapa trasera del maletero.
  • Enganche de remolque restaurado y galvanizado.
  • Faros delanteros de xenón, con tulipas originales.
  • Volante original Range Rover forrado en cuero negro.
  • Asientos tapizados en tela hecha a medida según el patrón original.
  • Puertas, detalles de asientos y asideros interiores en cuero caqui.
  • Cuadro de instrumentos, tablero y consola central tapizados en cuero negro.
  • Pomos de cambio, freno de mano y consola central en cuero negro.
  • Caja portaobjetos original revestida en piel caqui.
  • Moqueta marrón de fibra ocre y ribete beis similar a la original.
  • Guarnecido de techo, tapa del techo solar, parasoles y pilares tapizados en Alcantara beis.
  • Nuevos mecanismos de elevalunas eléctricos.
  • Techo practicable.
  • Aire acondicionado integrado en el salpicadero.
  • Radio Bluetooth Blaupunkt Bremen.
  • Altavoces Alpine.
  • Subwoofer Pioneer en una jaula personalizada debajo del asiento del pasajero.
  • Amplificador Crunch en el maletero.
  • Anclajes infantiles Isofix en color beis Palomino.
  • Cinturones de seguridad hechos a medida en color beis, delanteros y traseros.
  • Cargador USB dentro de la caja portaobjetos.
  • Frenos de disco delanteros y traseros con pastillas EBC.

Y si te has quedado con ganas de más, te invitamos a que disfrutes de cada detalle de este Range Rover clásico tanto en la galería de fotos con la que abrimos la noticia como en el vídeo incrustado a continuación.

 

Land Rover Range Rover

Precios Land Rover Range Rover

Land Rover Range Rover

Artículos de Land Rover Range Rover