Puede tener varios significados

Testigo de avería del motor: 10 razones por las que se enciende

fallo1
Testigo de avería del motor: 10 razones por las que se enciende
Victor Delgado
Victor Delgado

Las causas por las que se puede encender el testigo que avisa de un fallo en el motor pueden ser numerosas. ¿Quieres conocer las 10 más comunes?


En el cuadro de relojes de un coche moderno existen numerosos testigos, luces que nos avisan del funcionamiento de diversos componentes. En este artículo te explicamos 5 que son ´temibles´; sin embargo, uno que suele provocar sudores fríos en el propietario del automóvil es el de avería del motor. Las causas por las que se encienda pueden ser múltiples: te revelamos cuáles son las 10 más comunes.

Las causas por las que se puede encender el testigo que avisa de un fallo en el motor pueden ser numerosas. ¿Quieres conocer las 10 más comunes?

  • Cambio del sensor de oxígeno: Aproximadamente el 7% de las reparaciones de coches se debe a ello. Este puede fallar de forma prematura debido a la falta de mantenimiento o a la existencia de fugas de refrigerante. Su coste puede rondar los 200 euros.

  • Cambio del catalizador: esta avería se repite con la misma frecuencia que la anterior, con casi el 7% de los arreglos de coches. Este fallo puede surgir por una avería en el encendido, ya sea por bujías o bobinas de encendido en mal estado. Eso sí, arreglarlo será más caro: alrededor de 1.000 euros.

  • Cambio de bujías: se calcula que, aproximadamente, el 6,2% de las reparaciones se deben a ello. Ignorar una sustitución necesaria puede conllevar más problemas, pero este por sí mismo ya cuesta alrededor de 350 euros.
  • Cambio de la tapa del combustible: a pesar de ser una avería barata -unos 15 euros-, puede dar lugar al encendido de la luz de fallo del motor y derivar en un mayor consumo de combustible y en un aumento de emisiones contaminantes. Casi el 4% de los coches reparados en 2015 tuvieron este problema.

  • Cambio del termostato: un 3,7% de los vehículos reparados en 2015 fueron al taller por este motivo. Si se queda atascado, el coche no detectará la temperatura a la que se encuentra el motor y dejará de regularla con el refrigerante para que ésta sea siempre óptima. Sustituirlo cuesta unos 200 euros.

  • Cambio de bobinas de encendido: con un coste medio de aproximadamente 220 euros y casi el 3,7% de coches averiados en 2015 con este problema, si éstas fallan podrían generar problemas más graves en el catalizador.

  • Cambio del caudalímetro: dosifica el aire que entra en el motor para que éste determine cuánto combustible se necesita para la mezcla. Si no funciona correctamente el consumo podría dispararse. Sustituirlo ronda los 350 euros y el 3,5% de las reparaciones en 2015 fueron debido a ello.

  • Cambio de los cables de las bujías: su mal funcionamiento puede causar un fallo en el encendido, algo que le pasó a casi el 3,5% de los coches que necesitaron ser reparados el año pasado. Cambiarlos cuesta unos 10 euros, pero si no se hace cuando se debe podrían dañar las bujías.

  • Cambio de la válvula de control de emisiones: permite que los restos del combustible sean quemados y puede atascarse con cierta facilidad por la acumulación de suciedad. Reemplazarla cuesta aproximadamente 150 euros y en 2015 casi y 3% de los coches averiados tuvieron este problema.

  • Cambio del sistema de evaporación de emisiones: se encarga de controlar la cantidad de gases contaminantes que son expulsados a la atmósfera. Aproximadamente el 2,3% de los coches que fueron al taller fue debido a un fallo en este sistema, cuyo cambio cuesta en torno a 170 euros.