Con 476 CV o 510 CV

Mercedes-AMG C 63 2018, algo más que fuerza

25 Mercedes-AMG C 63 2018, algo más que fuerza
Fotos del Mercedes-AMG C 63s Coupé
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
La versión más potente de la Clase C de Mercedes recibe las mismas actualizaciones que el resto de la gama para modernizar su diseño y ganar atractivo en el interior. Estará disponibles con cuatro carrocerías: sedán, Estate, Coupé y Cabrio.


Hace unas semanas estuvimos en Luxemburgo para conocer la renovada gama del Mercedes Clase C. Allí pudimos probar prácticamente toda la gama, desde el nuevo Mercedes C 200 de gasolina con tecnología microhíbrida hasta el divertido Mercedes-AMG C 43, que ahora extrae 390 CV de su motor V6 biturbo y, por supuesto, tuvimos la oportunidad de ponernos al volante de todas las cuatro carrocerías disponibles, es decir, el sedán, el familiar Estate, el coupé de dos puertas y el cabrio con capota de lona. Solo una variante se nos resistió y fue, precisamente, la más potente de toda la gama, el Mercedes-AMG C 63, que a partir de ahora estará disponible junto a todos sus hermanos.

Mercedes C 63 coupé

De igual manera que el resto de versiones, el hermano mayor de la familia C de Mercedes-Benz se actualiza con ligeros retoques estéticos, amplía su equipamiento y ha sido puesto a punto para optimizar su rendimiento y mejorar en el apartado dinámico. A simple vista, no es fácil percatarse de las modificaciones, pero estrena paragolpes más agresivos que incluyen entradas de aire de mayor tamaño, así como una parrilla frontal inspirada en la del Mercedes-AMG GT. Las luces también han sido rediseñadas y, por supuesto, utilizan tecnología led. En la parte trasera, las salidas de escape cromadas dejan claro que estamos ante la versión más potente de este modelo -las del C 43 son más estrechas y están acabadas en un cromado oscuro-.

Instrumentación digital y nuevo volante

Mercedes C 63 interior

Por dentro, la principal novedad es el cuadro de instrumentos digital con pantalla de 12,3″. Se maneja a través de los paneles táctiles del nuevo volante heredado del Clase S y permite escoger entre diferentes visualizaciones. La pantalla táctil central está reservada al sistema de infoentretenimiento y, más allá de estos cambios, el habitáculo es idéntico al de la versión anterior.

En la parte técnica hay que hablar de una nueva transmisión, la AMG SPEEDSHIFT MCT 9G, que es más rápida y, en el C 63 S, trabaja de forma conjunta con el AMG TRACTION CONTROL para optimizar la motricidad y mejorar el reparto de par a las ruedas traseras con el objetivo de ganar agilidad. Por su parte, el selector de modos de conducción AMG Dynamics permite escoger entre seis programas diferentes: Slippery, Comfort, Sport, Sport+, Race e Individual.

Mismo motor V8

Mercedes C 63 gama

El corazón de este deportivo sigue siendo el motor V8 biturbo de 4.0 litros que, en el C 63 rinde 476 CV y en el C 63 S incrementa su potencia hasta los 510 CV. El primero alcanza una velocidad máxima de 250 km/h y tarda poco más de 4 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h, mientras que el segundo establece su velocidad máxima en 290 km/h en función de la carrocería escogida, ya que el Estate y el Cabrio ´solo´ llegan hasta los 280 km/h.

 

Mercedes-Benz Clase C