Brabus 850 4×42 One of Five: 850 CV para despedirse a lo grande

10 Brabus 850 4×42 One of Five: 850 CV para despedirse a lo grande
Fotos del Brabus 850 4×4² Final Edition «1 of 5»
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz


El especialista Brabus se despide de la generación anterior del Mercedes Clase G con el espectacular Brabus 850 4×42 One of Five, una preparación que toma como base la variante G 63 para incrementar su potencia hasta los 850 CV.

El anterior Mercedes Clase G sigue dando mucho juego, al menos en las instalaciones de Brabus. Y es que, a modo de despedida, el preparador alemán sigue desarrollando versiones exclusivas del legendario todoterreno de la estrella. En esta ocasión, ha tomado como base el Mercedes-AMG G 63 para crear el Brabus 850 4×42 One of Five, una bestia con 850 CV de las que solo se producirán cinco unidades.

Brabus One of Five

Además de incluir nuevas llantas de aleación de 22″, una enorme toma de aire sobre el capó, los logotipos de Brabus, luces led de largo alcance en el techo, un alerón posterior fijo y pasos de rueda sobredimensionados fabricados en fibra de carbono, este todoterreno incorpora la suspensión del Mercedes G 500 4×42 para elevar su altura libre al suelo y mejorar sus capacidades offroad, si bien es poco probable que sus dueños se atrevan a abandonar el asfalto alguna vez.

Solo para cuatro

Brabus 850 4x42  interior

Las mejoras también afectan al interior, que se viste para la ocasión con una tapicería exclusiva de cuero con diseño a rombos y pespuntes azules, tanto para los paneles de las puertas, como para los asientos, que además incluyen el logotipo de Brabus en el reposacabezas.

En lugar de tener cinco plazas, como el modelo de serie, sustituye la banqueta de asientos trasera por dos butacas independientes idénticas a las que se utilizan delante. Además, el preparador ha incluido alfombrillas específicas y tres pantallas para mantener entretenidos a los dos pasajeros que viajen en la parte posterior.

0 a 100 km/h en menos de 5 segundos

Brabus 850 4x42  motor

Bajo el capó se esconde un motor V8 6.0 biturbo derivado del V8 de 5.5 litros que utilizaba el Mercedes-AMG G 63. Gracias al aumento de su cilindrada, a unos turbos más grandes y a la nueva gestión electrónica, desarrolla 850 CV y 1.450 Nm de par, siempre asociado a una transmisión automática y a un sistema de tracción total que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h, todo ello con un consumo medio homologado de 13,8 l/100 km.

 

Mercedes-Benz Clase G