El grupo chino compra el 9,69% de sus acciones

Geely ya es accionista mayoritario de Daimler

geely
Geely ya es accionista mayoritario de Daimler
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
Geely, el poderoso fabricante de vehículos chino, acaba de realizar una importante operación en Europa tras adquirir el 9,69% de las acciones del Grupo Daimler, al que pertenece Mercedes, convirtiéndose en el accionista mayoritario del grupo.


Geely es uno de los fabricantes más poderosos a nivel económico, como lo demuestran sus operaciones dentro de la industria automotriz. La compañía china se puso en el foco en 2010 cuando compró el 100% del paquete accionarial de Volvo Cars, hasta entonces en poder de Ford, por un total de 1.800 millones de dólares, de los cuales 1.300 millones se abonaron al momento.

Actualmente, el grupo Zhejiang Geely Holding cuenta, además de con Volvo, con otras marcas de prestigio como Lotus o la recién independizada Polestar. Por si fuera poco, Geely acaba de anunciar la compra del 9,69% de las acciones de Daimler AG, compañía bajo la que se encuentran Mercedes-Benz y Smart, convirtiéndose en accionista mayoritario por delante de la Autoridad de Inversiones de Kuwait (6,8%) y de la Alianza RenaultNissan (3,1%).

Esta operación supone el punto y final a unas negociaciones que comenzaron a principios de febrero, cuando Geely quiso comprar el 5% de acciones mediante colocación privada, algo que la legislación alemana prohíbe al tratarse de una cifra superior al 3%. Así, la compra final de casi un 10% de capital del grupo Daimler se ha cifrado en 9.000 millones de dólares.

Geely máximo accionista Daimler

Tras realizar la operación, Li Shufu, presidente de Geely, declaró en un comunicado oficial que no pretendía comprar más acciones de Daimler, de momento, y que pretende respetar el estatuto de la compañía, su estructura de gobierno, valores y cultura. El objetivo de Geely es seguir encontrando socios importantes y alianzas en el terreno de la electrificación del automóvil.

Por el momento, el Gobierno alemán ya ha declarado que seguirá muy de cerca esta operación para asegurarse de que ambas compañías cumple toda la normativa, ya que cabe recordar que Alemania ha endurecido sus normas sobre adquisiciones corporativas en el extranjero recientemente, después de varias operaciones, precisamente con capital chino. No obstante, las autoridades sólo podrán actuar si se supera el 25% del capital.

Habrá que esperar para ver los siguientes pasos de Geely y cómo el fabricante chino crea sinergias entre todas las marcas en la que tiene poder actualmente para competir en el campo de los vehículos eléctricos con otros fabricantes como Tesla.