Mercedes-AMG EQE SUV 2023: hasta 687 CV de poderío eléctrico

Rogelio Camargo
Rogelio Camargo
Mercedes-AMG, la división de vehículos de altas prestaciones de Mercedes-Benz, no ha esperado para presentar su propuesta basada en el EQE SUV que, de paso, se convierte en uno de los más potentes del segmento.

En los últimos meses están proliferando los SUV eléctricos de altas prestaciones. Dos buenos ejemplos son el Tesla Model X Plaid, todo un referente con sus 1.020 CV que le permiten batir récords de aceleración (pasa de 0 a 100 km/h en 2,6 segundos). Algo más terrenal es el BMW iX M60 (prueba) que entrega un pico de potencia de 619 CV. Y, claro, Mercedes no iba a quedarse atrás…

El Mercedes-AMG EQE SUV llega al mismo tiempo que la versión convencional, cuyo techo de potencia se establece en 408 CV. La versión preparada por AMG se desdobla en dos versiones: EQE 43 4Matic y EQE 53 4Matic+, con 476 CV y 625 CV, respectivamente. En el caso de la versión más potente, es posible equipar un paquete de alto rendimiento denominado AMG Dynamic Plus que eleva la potencia máxima a 687 CV. Con esta configuración, el SUV EQE 53 4Matic+ es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos.

Mercedes AMG EQE SUV

En lo que respecta a la batería, tiene la misma capacidad que en el resto de EQE SUV (90,6 kWh de capacidad útil) y se puede recargar en corriente continua a un máximo de 170 kW y hasta a 22 kW en alterna. Tiene una garantía de 10 años ó 250.000 kilómetros. Asimismo, dispone de un sistema de frenada regenerativa con una potencia de recarga máxima de hasta 260 kW.

La autonomía máxima es de 488 kilómetros (AMG EQE 43 4Matic con equipamiento de serie), mientras que la versión más potente puede llegar a recorrer 470 kilómetros. Las dos versiones disponen de selector de modos de conducción con cinco programas predefinidos: Calzada Resbaladiza, Comfort, Sport, Sport+ e Individual. En cada uno de ellos varía el funcionamiento del motor, los sistemas de asistencia a la conducción y otros parámetros; por ejemplo, al seleccionar el modo de Calzada resbaladiza, la potencia se limita al 50 % en ambos, mientras que en Comfort (seleccionado por defecto), los motores desarrollan un 80 % de su potencia.

Mercedes-AMG EQE 53 4MATIC+

El AMG presenta algunos cambios importantes en el chasis respecto al resto de la gama del EQE SUV. La suspensión de muelles neumáticos de serie tiene un ajuste más firme y cuenta con un sistema de barras estabilizadoras activas (limitan el balanceo de la carrocería), además de disponer de dirección a las cuatro ruedas (las traseras pueden girar un máximo de 9 grados).

El equipo de frenos está compuesto por unos discos delanteros de 415 milímetros con pinzas fijas de seis pistones, mientras que detrás hay unas pinzas flotantes monopistón con discos de 378 mm. Opcionalmente, los discos delanteros pueden reemplazarse por unos carbocerámicos de mayor diámetro (440 milímetros). Para albergar estos discos tan generosos, el AMG EQE dispone de llantas de 21” o 22”.

 

Mercedes-Benz Eléctricos de Mercedes-Benz