Prueba SYM Symphony ST 125 LC 2021: Completa renovación

SYM SYMPHONY 2021
Prueba SYM Symphony ST 125 LC 2021: Completa renovación
Daniel Navarro
Daniel Navarro
SYM ha aprovechado el paso a Euro 5 para renovar su gama de rueda alta de 125. Ahora quedan todos ellos dentro de la familia Symphony, y con la llegada del bien pensado SYM Symphony ST 125 L, esta gama se completa por arriba con un scooter muy completo.

SYM ha hecho las cosas muy bien y repite fórmula con el nuevo SYM Symphony ST 125 LC. Como muchos sabéis, es una marca taiwanesa, la máxima rival de KYMCO -del mismo país- y, como ellos, es una marca relativamente joven. Se fundó en los años 50 como fabricante de dinamos para luces de bicicletas. En los 60 llegan a un acuerdo con Honda que les permite comenzar la fabricación de motos y coches (cosa que siguen haciendo, ya que más de 20.000 Hyundai salen de sus fábricas al año), y que se mantuvo hasta principios de este siglo. En ese momento, fabricando ya sus propios vehículos, se rompe el acuerdo con Honda. Ahora son competencia.

A Europa llegaron poco después. Y al igual que KYMCO buscaron posicionarse un paso por debajo en precio de la marcas japonesas y europeas tradicionales, manteniendo una elevada relación calidad/precio. Esos niveles de acabados y fabricación han ido incrementándose a lo largo de estos años, pero ello no ha sido obstáculo para mantener esa política de precios tan competitiva. El resultado es que toda esa experiencia de estos años ha logrado que, a día de hoy, SYM sea una de las marcas con una oferta más atractiva en todos los segmentos de scooters donde están presentes, que es en prácticamente en todos.

SYM ST 125 LC 1

GTS, Jet, Fiddle, Joymax y otros tantos nombres más han contribuido a esta historia. Unos han sido más exitosos que otros, pero si hay que destacar el éxito de alguno de los componentes de la familia, será el Symphony el que se erija como protagonista. Es el rueda alta por excelencia en la marca para la cilindrada más importante del mercado, los 125 cc (en algún momento compartiendo el hueco con el HD 125 como gama alta), y siempre ha sido uno de los pilares a nivel comercial de su oferta. Simple, fácil, ligero, con suelo plano y un equipamiento correcto y, sobre todo, siempre entre los más fiables y rápidos, los Symphony, con sus innumerables versiones a lo largo de estos años, se han convertido en todo un referente en el segmento de los rueda alta, tan estimado y popular como cualquiera de sus rivales.

Ahora se han vuelto a renovar por completo y se ha racionalizado la gama. Aprovechando que había que evolucionar por la Euro 5, en SYM han querido reorganizar toda su presencia en el segmento. Ahora la gama comienza con el más deportivo – y económico- Symphony SR. En el centro de la gama un elegante Symphony «a secas», con motor de aire, suficiente para el que busca un scooter urbano sin mayores complicaciones. Ahora, por arriba, unos 500 € más caro que ese SYM Symphony 2021, llega el Symphony ST 125 LC 2021, un scooter más equipado y más potente, para el que busca no solo mayores prestaciones, sino que también convencerá al que busque mayor seguridad o, simplemente, mayor polivalencia. Con el SYM Symphony ST 125 LC más completo de los Symphony, se conforma la gama 2021.

CÓMO ES EL SYM SYMPHONY ST 125 LC

SYM Symphony ST 125 LC

El SYM Symphony comenzó siendo un rueda alta bastante básico, con un motor también sencillo, pero fiable -motor clásico de aire, pero bien construido- y no excesivamente potente. La combinación funcionó, porque era muy básico, pero muy ligero y con ello conseguía ser ágil en la ciudad y rápido en sus vías de entrada y salida. Eso es mucho en un scooter que, además, era barato. 

Con los años fueron multiplicándose versiones, motores y acabados, y llegó en algún momento a haber varios Symphony con multitud de diferencias y precios entre ellos. Ha habido épocas en las que no era nada fácil aclararse con los tipos y variantes de Symphony que estaban presentes en el catálogo. Ahora la cosa está muy clara. Como te decía hay tres niveles: el SR, el más barato y básico; el estándar, algo más elegante y sofisticado; y el ST, el más alto de la gama, el único con motor de agua y otros elementos que marcan diferencias apreciables.

No hay modificaciones técnicas en el chasis y parte ciclo, con el mismo chasis en tubo de acero abierto para permitir el suelo plano. Añade anclajes de carrocería, motor y otros detalles menores novedosos con respecto al resto de la gama. Pero lo cierto es que no hay motivo para tocar algo que iba, y va, muy bien. 

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODOS LOS SYM del mercado

Es compacto, con 1.385 mm de longitud entre ejes, 790 mm de altura de asiento y un peso de 132 kg en orden de marcha. Porta una horquilla estándar delante y dos amortiguadores detrás regulables en precarga de muelle en cuatro posiciones. En los discos de freno delante y detrás encontramos una de las agradables sorpresas que aguardan en el catálogo de sus características: incorpora un ABS de doble canal (en las dos ruedas) firmado por Continental, de serie. Las llantas son de 16″ delante, como siempre, y de 14″ detrás, medida que permite montar el cárter del Jet 14 y, además, dejar más espacio para el hueco bajo el asiento.

El motor es moderno y se le nota a la hora de andar. Es la evolución del que conocimos del SYM Jet 14 LC, un monocilíndrico con culata de cuatro válvulas mandadas por un único árbol de levas y dotado de radiador lateral. Es la solución que emplean Honda y Yamaha en sus motores de 125 más modernos, lo que permite bombas de refrigeración más pequeñas, menos peso en líquido y en manguitos. Una característica que también se aprecia en marcha es que se trata de una unidad de carrera larga. Sus 52,4 mm de diámetro por 57,8 mm de carrera significan una configuración que suele primar la respuesta en bajos y medios. Es lo más utilizado en ciudad y en un scooter así. Entrega 12,6 CV a 8.000 rpm, con un par de 11,5 Nm a 6.500 rpm y, por supuesto, es Euro 5.

En el equipamiento hay que destacar varios puntos. Lleva un cuadro de muy agradable diseño, en LCD en color, con bastante información como reloj o aviso de cambio de aceite. Ahora bien, no tiene cuentavueltas, aunque tampoco hace mucha falta, la verdad. La cerradura es multifunción y abres desde el contacto el asiento y la gasolina, que va en el contra escudo. Eso impide que haya una guantera delante, uno de los pocos «peros» que le puedes poner a este scooter. Sí hay, en el centro del mismo contraescudo, un gancho escamoteable, algo básico en un scooter de suelo plano, y un enchufe USB. 

SYM symphony ST 125 LC

Incorpora iluminación LED en piloto trasero y en el faro principal, pero no en los intermitentes. En cuanto a su capacidad de carga, bajo el asiento tiene un espacio alargado -toda la extensión del asiento- donde puedes meter hasta dos cascos jet. Un integral puede caber, pero no de cualquier forma y tamaño. Eso sí, viene de serie con un baúl Shad SH33 donde albergar ese integral más que de sobra. Este baúl viene con la tapa superior en el color del scooter y se abre con la misma llave de contacto, por lo que acaba siendo de los scooters con mejor capacidad de carga del mercado, hasta tres cascos.

Es de destacar el conjunto de la oferta que supone este scooter. Además de ese equipamiento o de otras consideraciones, SYM ofrece una garantía de serie de 5 años. Son 5 años reales, atendidos por la misma SYM, no «subcontratado» con una agencia que te entrega una carta de garantía llena de «letra pequeña». Es la misma garantía oficial durante todo el periodo y es, además, transferible a un nuevo propietario. Por otro lado, la oferta actual incluye un seguro a terceros con responsabilidad civil más defensa jurídica, robo e incendio para mayores de 21 años. Para menores puede hacerse mediante un pago de 120 €, que puede convertirse, por unos 50 €, en todo riesgo si eres mayor de esa edad.

CÓMO VA EL SYM SYMPHONY ST 125 LC

SYM Symphony ST 125 LC

Siempre me ha gustado el Symphony por esa característica que te decía: no era muy potente, pero si muy ligero. Y con ello era ágil y rápido, dos cosas que me parecen importantes en un 125. Es, y eso lo demuestra su historia, fiable y duro, económico en todas sus facetas y ahora aún mejor en equipamiento, así como más seguro gracias al ABS.

Sigue siendo tan ligero y ágil como antes, aunque así de memoria diría que ha engordado unos kilos. Su mayor equipamiento, un motor de agua, catalizadores para Euro 5 y demás elementos son componentes que pesan. Pero no se le nota en absoluto. Se llega bien al suelo, es fácil subir y bajar gracias al suelo plano, y la posición de conducción es natural y muy cómoda.

Cuando arrancas tiene un sonido agradablemente discreto, grave y contundente. No hay vibraciones ni ruidos mecánicos. Se nota un elevado nivel de calidad en la mecánica. Abres gas y sale con bastantes ganas. El motor de carrera larga, como te decía, favorece esas respuestas abajo y en medio

SYM Symphony ST 125 LC

En esta prueba, hecha en el centro de Barcelona por las rondas e incluso con una escapada por las carreteras míticas de Vallvidrera y Rabassada, me llamó la atención su capacidad para subir manteniendo una elevada velocidad. Los 12,6 CV dan de sí muy bien en este caso. No pudimos, sin embargo, salir a una autovía lo suficientemente despejada para probar velocidad punta, pero te puedo adelantar que a más de 105 km/h de marcador todavía el motor daba más de sí, lo que ya es una buena velocidad máxima en un scooter ya Euro 5. En las curvas destaca su buena frenada y unas suspensiones confortables, pero que transmiten bien el agarre y puedes tumbar bastante.

En la ciudad se nota muy ágil y manejable. Gira muy bien, se llega bien al suelo y la rueda delantera de 16″, como siempre, es una ventaja a la hora de rodar por zonas bacheadas con un plus de estabilidad. Lo mejor una vez más son sus frenos, potentes, dosificables y con un ABS en los dos trenes que ayuda a parar la moto sobre cualquier suelo y siempre con efectividad.

Lo mejor

-Respuesta en bajos y medios

-Frenos potentes y ABS de dos canales

– Garantía de 5 años

Mejoraría con

-Guantera

ASÍ VEMOS EL SYM SYMPHONY ST 125 LC (De 1 a 5 puntos)

En carretera: 4

En ciudad: 5

Pasajero: 3

Confort: 4

Equipamiento: 4

Autovía: 3

(Puntuación de 1 a 5)

El SYM Symphony siempre ha sido un gran scooter básico, aunque no es la primera vez que hay una versión que intenta escalar posiciones en la gama. Pero ahora, con esta nueva versión SYM Symphony ST 125 LC se supera lo que había sido hasta ahora, sin perder nada de su esencia. Sigue resultando ágil, rápido, cómodo y divertido de llevar. Tiene más equipamiento que nunca, destacando el ABS de doble canal, la iluminación LED o el baúl trasero de serie. En la carretera anda bastante para ser un scooter de poco más de 12 CV, mientras que en la ciudad es manejable y se muestra muy cómodo y capaz. De este modo se define como un scooter cómodo y de diseño atractivo que se ha mantenido por debajo de la barrera psicológica de los 3.000 €, con una muy buena oferta comercial como complemento. 

SYM Symphony ST 125 LC

Más información del SYM Symphony ST 125 LC