10 puntos que debes revisar en tu moto antes de salir de viaje

Revisar Moto Viaje
10 puntos que debes revisar en tu moto antes de salir de viaje
Daniel Navarro
Daniel Navarro
Por fin es verano. Y con él -además de calor-, tendrás más tiempo libre para montar en moto e incluso plantearte un viaje. Pero antes de salir a hacer kilómetros, ya sabes, toca revisar la moto y asegurarte de tener todo preparado para que no haya problemas. Échale un vistazo, al menos, a estas cosas.

Viajar en moto puede ser un placer… o un infierno. Eso, sin valorar si viajas en un tipo de moto u otro, puede ocurrir si las cosas se complican: una avería en mitad de un viaje, cuando te pilla lejos de casa es un problema. Y ni te cuento si en vez de una avería tienes una caída: nunca es divertido, pero si te pilla a 500 kilómetros de casa es todavía peor. Y no, no hay receta ni garantía de que no vaya a ocurrir, pero desde luego, si pones los medios posibles por tu parte para evitar esas cosas, irás mucho mejor.

Es fácil y, generalmente, barato. Son unos cuantos puntos básicos de mantenimiento y cuidado de la moto que puedes hacer en un rato, antes de comenzar ese viaje. Puedes también llevar la moto a un taller a que hagan toda la parte mecánica, una revisión general y básica y puesta a punto si no quieres mancharte las manos o esto del bricolaje de la moto no te gusta, y ocuparte tú sólo de la parte logística del asunto. Pero es importante tener revisados todos estos puntos antes de salir de casa.

Neumáticos

Neumáticos viaje

Como siempre, este es un punto básico antes de cualquier viaje. Es el que te da agarre a la carretera y por ello tienen que estar en buen estado, a su presión (y recuerda que, si vas con equipaje y pasajero, no es la misma que cuando vas solo) y con suficiente dibujo para todo el recorrido que vas a hacer. No apures un neumático de viaje, salvo que tengas muy claro dónde y cuándo lo vas a cambiar en medio de tu trayecto. No serás el primero al que le pegan un «estacazo» en el precio de un neumático cuando el que te lo vende es poco honrado y sabe que no tienes muchas más opciones.

Transmisión

Transmisión viaje

Si llevar la cadena limpia, tensada en su punto y engrasada es importante siempre, antes de salir de viaje lo es todavía más. La moto va con carga, la transmisión trabaja más y lo va a hacer durante más tiempo seguido. Y te recuerdo que el cardan, la correa dentada (o incluso la correa del variador, si viajas en scooter) también tienen mantenimiento. Comprueba niveles de aceite del cardan o estado de la correa. Estas pueden ser muy traicioneras: parece que están bien, pero pueden estar al final de su vida útil. Mira cuántos kilómetros de correa te quedan y, si vas justo, asegúrate y cámbiala antes. En el scooter, con más razón: no es divertido que se rompa la correa y se enrede en el embrague, bloqueando la rueda trasera, en mitad de una autovía.

Aceite, filtros y líquidos

Aceite, líquido y filtros

¿Cuántas veces has leído aquello de que el aceite es la sangre del motor? Pues hala, otra más. Pero no por muy repetido es menos cierto: el aceite, en buen estado, en su correcto nivel y con filtro limpio es importante para la vida del motor. Ten en cuenta que, además en un viaje, en verano, le exiges un mayor esfuerzo: más peso, más calor y, seguramente, más kilómetros del tirón. Y acuérdate del filtro de aire: siempre es importante llevarlo limpio, algo que además repercutirá en el consumo de gasolina. Y el anticongelante (que también es refrigerante) a su nivel y razonablemente limpio. Es importante, en esta época, que limpies de vez en cuando el radiador: si has «cazado» unos cuantos insectos o llevas muchos kilómetros de carreteras polvorientas, comprueba su estado exterior. El resto de líquidos (frenos, embrague si lo llevas hidráulico) también tiene que estar en buen estado y nivel.

Frenos

Frenos

Ya hemos mirado el líquido de frenos. Ahora te queda lo demás: comprueba que tienes pastillas suficientes para todo el viaje y mira que los discos estén en buen estado y sin grandes escalones en sus cantos.

Suspensiones

Suspensiones

Si tienes manchas de aceite en la horquilla o en el amortiguador trasero, te toca revisar esos puntos antes de salir de viaje. La suspensión también va a tener un trabajo más duro con el mayor peso, los kilómetros y el calor. Y si ya está tocada, mejor reparar ahora que no a la vuelta: es importante que la moto vaya bien para que el viaje sea divertido. Si llevas reglajes de suspensiones, haz pruebas antes del viaje con el peso que vas a llevar, con ajustes para esa carga.

Luces y mandos

Luces y mandos

Las luces deben ir siempre bien revisadas antes de salir de viaje para evitar encontrarte por la noche en mitad de una carretera que no conoces y a oscuras, algo que no es divertido. Llevar un juego de bombillas de repuesto y tener claro cómo se cambian (y fusibles también, acuérdate) puede ser buena idea. Comprueba también tornillería de manetas y pedales, que estos funcionen bien, que los anclajes estén limpios y engrasados y los cables de todos los mandos (acelerador, freno, si lleva cable o reenvío, y embrague) en buen estado.

Recambio y herramientas

Recambio y herramientas

Hoy en día es bastante fácil encontrar mucho recambio de emergencia en las gasolineras o en casi cualquier pueblo. Pero, de todas formas, no está de más llevar algo encima en cualquier viaje. Además de esas bombillas y fusibles -que puedes encontrar con facilidad por el camino- coger unos cables de mandos, prisioneros, cinchas de plástico y cinta americana puede resultarte útil. Asegúrate también de llevar una dotación mínima de herramientas para solucionar ese tipo de problemas donde surjan. Por cierto, un kit repara pinchazos también es buena idea.

Documentación

Documentación viaje

Permiso de circulación, ficha técnica, con la ITV en vigor y recibo del seguro es lo mínimo que debes llevar encima en tu viaje, junto con tu carnet de conducir. Hoy día puedes también llevar todo esto de forma digital con la app MyDGT y, en principio, eso vale. Pero, por si las moscas, por si te falla el teléfono o por otras mil causas que pueden pasar, no está de más que te lo lleves también en papel. Si no quieres arriesgarte a perderla o estropear los originales también valen fotocopias compulsadas de la documentación. Esta, metida en bolsas de plástico de esas de congelados, bien cerradas, irán protegidas de la lluvia o de despistados como yo que meten la moto en el lavadero sin sacar la documentación de debajo del asiento.

Equipaje

Equipaje viaje

Seamos sensatos: las motos (salvo alguna GT enorme o las más grandes trail) no son precisamente máquinas de transportar grandes cargas. No te pases con el equipaje, mete lo esencial. Si llevas maletas y top case, mejor, si no, busca alforjas y bolsa sobre depósito. Pero aun así, no es buena idea sobrecargar la moto. Mejor idea es, si necesitas llevar mucho, mandar al destino parte del equipaje por una empresa de transporte o mensajería: viajarás más cómodo y más seguro. Lo que tengas que atar por fuera de las maletas, sobre el asiento o sobre el baúl tiene que ir bien asegurado. Acuérdate de la ley de Murphy: si algo se puede soltar en el peor momento, lo hará.

Mapas y/o GPS

MAPAS

Bien, moto revisada por completo, equipaje atado y comprobado, documentación fotocopiada y en la app y gasolina hasta arriba. Ahora, ¿sabes dónde vamos? Un GPS te ayudará a encontrar el destino fijado pero tampoco te fíes de la tecnología a ciegas: depende donde vayas te puedes encontrar sin cobertura u otros problemas similares. Unos mapas de los de siempre pues ayudar a veces a encontrar, a la manera tradicional, el camino correcto o, a veces, alternativas más bonitas y divertidas por donde perderte aposta.