Según un informe de ASEPA e INSIA

Los eléctricos y el hidrógeno, la soluciones para la movilidad sostenible

Los eléctricos y el hidrógeno, la soluciones para la movilidad sostenible
Enrique Espinós
Enrique Espinós


La Asociación Española de Profesionales de Automoción -ASEPA-, el Instituto Universitario de Investigación del Automóvil -INSIA- y el Colegio Oficial y la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid -COIIM y AIIM- han presentado el informe ‘Transición hacia una movilidad sostenible’, en el que realizan una defensa de la industria española y abogan por el hidrógeno «como una solución imprescindible en el futuro».

Este informe, realizado por ocho ingenieros y catedráticos, profundiza en la situación de la industria de la automoción, del sector de la venta y postventa, el impacto medioambiental de los vehículos y las tecnologías y sistemas de generación y recarga de energía eléctrica. Entre otras conclusiones, el estudio entiende que los vehículos eléctricos son «una solución para la movilidad sostenible a corto y medio plazo» pero que existen «incertidumbres» en los niveles de coste y autonomía, así como «carencias en infraestructuras de recarga«, que deben solucionarse «invirtiendo más en instalaciones e infraestructuras de generación de energías limpias e infraestructuras de distribución». Además, y aunque entienden que el vehículo eléctrico será el futuro, los autores no han dejado de señalar que «no se deben menospreciar las bajas emisiones de las últimas tecnologías de motores térmicos» y que, a la vez y para reducir el impacto medioambiental de los vehículos es «imprescindible y urgente establecer incentivos a la renovación del parque«.

De igual forma, defienden la industria española de la automoción -que, recordemos, genera el 10% del PIB nacional- y señalan que «sin las decisiones adecuadas, puede verse gravemente afectada por la transición hacia la movilidad». Al respecto, este informe considera que nuestro país debe ser protagonista de esta transición «a través de programas I+D+i», con un «Pacto de estado y decisiones basadas en análisis rigurosos» y que «es necesario establecer una planificación de infraestructuras de recarga acorde con los objetivos de electrificación del parque de vehículos».

Pero más allá de los vehículos eléctricos, el estudio plantea el hidrógeno como combustible de futuro a largo plazo porque, tal y como señala algún autor, «es el carburante más abundante en el universo». Asimismo, los autores han destacado que ya se ha resuelto el problema del almacenamiento a alta presión y que «el depósito de un coche ya se recarga en cinco minutos», recordando también que mucho fabricantes ya tienen prototipos de este tipo de vehículos». Finalmente, es en esta tecnología en la que los expertos ven la posibilidad de que la industria española «cree futuro antes de perder el tren», por lo que debería ser objeto de análisis de planes específicos.