Madrid se plantea prohibir los patinetes eléctricos en el Metro

Ruth García Gómez
Ruth García Gómez
Tras el incidente acontecido cuando un patinete eléctrico explotó en la Línea 2 del Metro de Madrid, la capital se plantea prohibir el acceso de los patinetes eléctricos al Metro.

La Línea 2 del Metro de Madrid se convirtió en la protagonista la tarde del 17 de octubre. A las 17:30 horas, la cuenta oficial de la empresa informaba a través de las redes sociales que el servicio se vería interrumpido en ambas direcciones debido a un incidente en uno de los vagones. ¿El problema? La explosión de la batería de un patinete eléctrico. En la misma cuenta se advertía de que la interrupción podría durar más de 15 minutos. No fue sino hasta las 20:42 horas cuando se confirmó la restauración del servicio.

Este incidente marcó un acontecimiento sin precedentes, ya que fue la primera vez que una explosión de un patinete eléctrico tuvo lugar en el Metro madrileño desde que se permitió la entrada de estos vehículos. Afortunadamente, no se registraron heridos en el incidente, pero sus consecuencias han reabierto el debate sobre la permisividad de los patinetes eléctricos en el transporte público.

Este hecho tuvo lugar en la estación de La Elipa, cuando la batería de un patinete eléctrico explotó dentro de uno de los vagones. Esta explosión causó daños en el suelo y en la puerta del vagón, además de llenar tanto el tren como la estación de humo. Fue necesario desalojar la estación, y los bomberos intervinieron para eliminar el humo y asegurar la seguridad.

La explosión del patinete eléctrico en el Metro de Madrid ha suscitado preocupación en las autoridades y ha reavivado el debate sobre si se debe permitir o prohibir la entrada de estos dispositivos en el transporte público. Esta discusión no es exclusiva de Madrid, ya que otras ciudades en España y en el extranjero han tomado medidas similares.

patinetes-madrid

Si quieres un coche nuevo con descuento, haz click aquí

Pero es que la discusión sobre la entrada de patinetes eléctricos al transporte público no es nueva en España. A finales de 2022 y principios de 2023, hubo un debate acerca de la conveniencia de permitir estos vehículos en el Metro. A pesar de que los patinetes eléctricos ofrecen una movilidad eficiente, la preocupación por riesgos de incendio en espacios reducidos y abarrotados durante las horas punta ha llevado a prohibiciones en algunos lugares.

Prohibiciones de entrada de patinetes eléctricos

Cataluña fue una de las primeras regiones en tomar medidas al respecto, anunciando la prohibición de los patinetes eléctricos en sus trenes en diciembre de 2022, después de un incidente que dejó tres heridos. Sevilla también optó por prohibir la entrada de patinetes eléctricos durante las horas punta en su metro, limitando su uso entre las 7:30 y las 9:30 horas, entre las 13:30 y las 15:30 horas, y desde las 18:30 hasta las 20:30 horas.

El caso de Madrid se suma a una serie de incidentes similares en otras ciudades. En Nueva York, Londres y otras ciudades, el acceso de patinetes eléctricos al transporte público también ha sido vetado después de incidentes relacionados con explosiones de baterías.

Sin embargo, la respuesta varía según la ciudad. París y Berlín no prohíben de manera generalizada los patinetes eléctricos en el transporte público, mientras que Valencia y Bilbao permiten su acceso siempre que haya suficiente espacio en el vagón.

Ante el reciente incidente en Madrid, la Comunidad de Madrid está evaluando la posibilidad de prohibir la entrada de patinetes eléctricos al Metro. El consejero de Presidencia, Justicia y Administración Local, Miguel Ángel García, ha anunciado que se están analizando las causas del incidente y se está valorando la oportunidad de prohibir estos dispositivos en el futuro.

El debate en torno a la permisividad de los patinetes eléctricos en el transporte público se ha intensificado, y este último incidente en Madrid ha aumentado las preocupaciones sobre la seguridad. Mientras algunas ciudades han prohibido su acceso, otras continúan evaluando las regulaciones necesarias para garantizar la seguridad de los usuarios del transporte público.