Circulará con normalidad a partir de febrero

El primer autobús sin conductor de España, en la Universidad Autónoma de Madrid

autobuseasymiles recortada
El primer autobús sin conductor de España, en la Universidad Autónoma de Madrid
Autofacil
Autofacil
Eléctrico y con hasta 12 plazas, recorrerá un itinerario de 3,8 km dentro del campus, que contará con siete paradas. Por ahora, circulará con un conductor asistente.


En una iniciativa conjunta entre el Consorcio Regional de Transportes de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid -UAM-, la DGT y la empresa ALSA -que se encargará de la gestión del vehículo-, Madrid contará con uno de los primeros autobuses autónomos sin conductor de Europa, y con el primero de este tipo en nuestro país. Se trata de un Easy Mile Z10, un vehículo eléctrico de fabricación francesa capaz de transportar hasta 12 pasajeros -seis sentados y otros tantos de pie- y que recorrerá 3,8 km de forma autónoma y realizando hasta siete paradas prefijadas en un entorno en el que, según explican desde la propia UAM, «circulan a diario casi 30.000 personas y más de 6.000 vehículos».

El autobús, que ya está realizando pruebas sobre el terreno, comenzará a operar con normalidad a partir de febrero, si bien lo hará acompañado de un asistente que monitorizará su funcionamiento ante posibles dificultades, por ej., si alguien cruza la vía delante suya o se encuentra vehículos aparcados en doble fila. Para evitar en lo posible estas circunstancias, el Z10 circulará por un carril específico  para él y, además, se han instalado señalización que advierten de su preferencia de uso.

Este proyecto ha sido presentado en la propia UAM, con la presencia del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado; el consejero de Transportes, Ángel Garrido; el director de la DGT, Pere Navarro; y el Rector de la Universidad Autónoma, Rafael Garesse. Todos se han felicitado de su puesta en marcha que, según Aguado, supone un «paso sin precedentes» y un «hito sin precedentes que sitúa a Madrid como sinónimo de futuro» ya que este autobús pasará a formar parte de la flota ordinaria del Consistorio. Sin embargo, y pese a su novedosa tecnología, el propio vicepresidente autonómico ha querido asegurar que este servicio tendrá un «precio asequible para los usuarios».

Por su parte, Pere Navarro, el director de la DGT, el organismo que vela por la seguridad del proyecto, ha señalado que esta iniciativa supone pasar «de las palabras a los hechos en el tema de conducción autónoma», del que «hablar se ha hablado mucho, pero esto es una realidad».