Las marcas prolongan por su cuenta el Plan PIVE

308safetysystemeafil660x317 2
Peugeot aplicará un descuento de 1.000 € a los que cumplan las condiciones del PIVE
Autofacil
Autofacil
Con el programa de incentivos del Gobierno agotado, las marcas temen que las ventas vuelvan a hundirse. Para evitarlo, Mazda y Peugeot se han sumado a Toyota y van a ampliar las condiciones del PIVE en sus concesionarios.


En el caso de la marca japonesa, desde esta semana todas las versiones de los Mazda 2, 3, 5, 6 y MX-5 pueden acogerse al Plan MazdaPIVE. Con él, Mazda mantiene los descuentos oficiales del fabricante y les añade 1.000 euros -equivalentes a la parte de la ayuda que correspondía al Estado en el Plan PIVE; los otros 1.000 euros los ponía el concesionario-.

A diferencia de la oferta de Toyota, el Plan MazdaPIVE sólo exige entregar un vehículo usado, independientemente de la antigüedad que éste tenga. La campaña de Mazda estará en vigor hasta el 31 de marzo, fecha en la que habría concluido el Plan PIVE de no haberse agotado los fondos.

Por su parte, Peugeot mantendrá un descuento de 1.000 euros, exigiendo las mismas condiciones que el Plan PIVE original -en el que el vehículo entregado tiene que tener al menos doce años de antigüedad-. De la campaña de Peugeot sólo podrán beneficiarse los clientes particulares.

El Ministro de Industria, José Manuel Soria, declaró ayer en el Foro Cinco Días que el Plan PIVE podría ser reeditado en 2013 con más recursos todavía, y que su ministerio estaba estudiando cómo sacarlo adelante a pesar de la actual restricción presupuestaria. Soria reconoció no poder «asegurar con rotundidad» que haya un nuevo PIVE este año.