Opel Insignia GSi 2020: nuevo motor de 230 CV y tracción total

17 Opel Insignia GSi 2020: nuevo motor de 230 CV y tracción total
Fotos: Opel Insignia GSi 2020
Nicolás Merino
Nicolás Merino

La versión más deportiva del Opel Insignia se ha presentado en el Salón de Bruselas con diversas mejoras, entre las que destaca, su nuevo motor de 230 CV, la tracción total con diferencial Twinster y reparto vectorial de par, así como una suspensión específica.


El Salón del Automóvil de Bruselas ha traído interesantes novedades, entre las que se encuentra el Opel Insignia, con las versiones Grand Sport (berlina), Sports Tourer (familiar) y la variante más deportiva de todas, el Insignia GSi. Nuevo motor, parte ciclo revisada y actualizada, así como algunos cambios a nivel estético son las novedades que trae el modelo más dinámico de la gama.

Kia XCeed, dinamismo y tecnología en formato crossover

Estéticamente, el Insignia GSi hace gala de una parrilla activa que mejora aún más la eficiencia de combustible; también ofrece ventajas térmicas al retrasar el enfriamiento después de apagar el motor o al acelerar su calentamiento tras el arranque en frío. Aunque la verdadera seña de identidad de este modelo son las entradas de aire en forma de dientes de sable, así como su faldón delantero, el cual se completa con la doble salida de escape en la zaga.

2879111 f0o193l068

En el interior, el Insignia GSi se beneficia de los asientos con certificación AGR, los cuales ahora presentan varios tapizados de tela, piel o Alcantara. Por su parte, el sistema de infoentretenimiento permite asociar teléfonos móviles a través de Apple Car Play y Android Auto, así como servicios de navegación o información de tráfico en tiempo real. Todo ellos se completa con un sistema de carga inalámbrica o el e-Call, que envía automáticamente una llamada de emergencia al activarse los pretensores de los cinturones de seguridad o los airbags.

Un motor más eficiente

2879099 8dnou26g25

El nuevo Insignia GSi hace gala de un nuevo bloque gasolina de cuatro cilindros y 2.0 litros, el cual desarrolla una potencia de 230 CV y 350 Nm de par máximo. Por primera vez integra un sistema de desconxión de cilindros. Está asociado a una caja de cambios automática de nueve velocidades y a la tracción total. En cuanto al consumo, el Opel Insignia Grand Sport GSi arroja una media de 8,3-8,5 l/100 km, mientras que el modelo con la carrocería Sports Tourer eleva esa cifra a 8,6-8,8 l/100 km, según el ciclo WLTP.

Gracias a la tracción total con reparto vectorial de par, el vehículo dispone de una transferencia de potencia perfecta bajo cualquier circunstancia de conducción.

Un Insignia puesto a punto en Nürburgring-Nordschleife

2879096 6byey9y78m

Como la mayoría de deportivos, el Insignia GSi ha sido desarrollado en el mítico circuito de Nürburgring-Nordschelife. Así, cuenta con un chasis electromecánico FlexiRide, que es capaz de adaptar los amortiguadores y la dirección en función del uso y las características de la carretera. Además, la unidad de mando del sistema FlexRide varía la respuesta del acelerador así como los momentos de cambio de la transmisión automática de nueve velocidades. El conductor puede elegir entre los modos de conducción Estándar, Tour, Sport y -exclusivamente en el GSi- el modo Competition.

También cuenta con un potenciador electrohidráulico de frenos: el sistema eBoost. Se trata de un componente para los frenos «by wire», sin conexión mecánica entre el pedal y las pinzas, lo que permite prescindir de módulos separados para ABS/ESP, líneas de vacío, bombas de vacío, etc. Dado que el vacío se genera mediante un motor eléctrico en lugar de consumir le energía del térmico, el consumo de combustible se reduce aún más. La presión se acumula más rápidamente y mejora el tacto de frenado. Además, cuando se activa el ABS, el eBoost funciona de forma más silenciosa que en los sistemas de frenado convencionales.

 

 

Opel Insignia