E-mobility de Opel

Los planes ecológicos de Opel para los próximos 10 años

opel hydrogen 4
Opel Hydrogen 4
Autofacil
Autofacil


En principio, el futuro inmediato para Opel estará protagonizado por el Ampera, que saldrá a la venta en nuestro mercado a finales de este año. Lo consideran un coche más útil que un eléctrico puro, ya que acaba con la -ansiedad- que genera el agotamiento de las baterías. Este coche permite realizar recorridos de hasta 500 km sin repostar -de los cuales entre 40 y 80 km se pueden hacer de forma totalmente eléctrica, sin emisiones-.

Recorrido y tipo de recorrido, fecha y lugar
11 de abril de 2011, Dudenhoffen, Alemania. Realizamos 10 km por carretera secundaria y autopista con un Opel Ampera, un Opel Meriva eléctrico y un SUV propulsado por pila de combustible de hidrógeno.

Curiosidades del producto
Opel nos expuso en diferentes Workshops -talleres de trabajo- su visión de futuro en cuanto a la movilidad ecológica y explicó las vías en las que está trabajando, desde hace más diez años, un equipo de 600 personas repartidas por sus diferentes centros de desarrollo. En la actualidad, existen cerca de 900 millones de vehículos en el mundo de los que un 98 % depende del petróleo. La marca cree que los combustibles fósiles se agotarán en unos 100 años, por lo que las energías alternativas deben cobrar un gran protagonismo. Por eso, los próximos lanzamientos de Opel estarán enfocados a acabar paulatinamente con la dependencia del petróleo.

En primer lugar, desarrollarán un vehículo urbano dotado de baterías de ion-litio y un motor eléctrico que estará destinado a recorridos por ciudad debido a que su autonomía será limitada -unos 100 km- y el tiempo de recarga en una toma de corriente convencional será elevado -unas 6 horas-. Aun así, consideran que el 80% de las personas realizan menos de 60 km en sus desplazamientos cotidianos, por lo que sería suficiente e ideal como segundo vehículo familiar.

Sin embargo, consideran que este tipo de coches totalmente eléctricos limitan la movilidad de los posibles clientes. Por eso, ya tienen listo para finales de 2011 el Opel Ampera. Se trata de una berlina de 4,5 m de longitud y cuatro plazas que cuenta con dos motores eléctricos -uno de ellos actúa como propulsor para mover las ruedas y cuenta con 150 CV; el otro es un generador para recargar la batería y dispone de 75 CV- y una mecánica gasolina 1.4 de 86 CV que se pone en funcionamiento cuando se agotan las baterías -que proporcionan hasta 80 km de autonomía- para alimentar al motor eléctrico y recargar la batería. De esta forma, se obtiene una autonomía extendida de hasta 500 km. En principio, el Ampera se mueve siempre gracias al motor eléctrico -impulsor- pero cuando las baterías están agotadas y el conductor requiere viajar a alta velocidad, el motor de gasolina también es capaz de actuar sobre las ruedas delanteras.

Las baterías del Ampera pesan 180 kg y están colocadas bajo el suelo del vehículo -la marca garantiza su correcto funcionamiento durante 10 años o 160.000 km-. Éstas se recargan en unas seis horas en un enchufe convencional de 230V -no está previsto ofrecer este modelo con toma trifásica para una carga más rápida; el motor de gasolina se reposta en las estaciones de servicio habituales-. Las prestaciones del Ampera son una velocidad máxima de 160 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9 segundos. El coche se encuentra en fase de homologación en cuanto al consumo, pero responsables del proyecto nos adelantaron que las emisiones rondarán los 40 gr de CO2/km.

La tercera vía de desarrollo sostenido es lograr un vehículo capaz de cubrir largas distancias con emisiones cero. La marca propone como solución la pila de combustible de hidrógeno. Además el problema del tiempo de recarga de los coches con baterías de litio desaparece, ya que la recarga de hidrógeno dura apenas tres minutos y se puede realizar en una estación de servicio convencional.

El Opel Hydrogen 4 cuenta con un motor de 126 CV, acelerar de 0 a 100 km/h en 12 segundos, alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h y lograr una autonomía total de 320 km. La siguiente generación solucionará el problema del tamaño -reduciendo a la mitad la masa y el volumen del motor, lo que permitirá montarlo en vehículos más compactos y no sólo en grandes todo camino- y logrará una autonomía de unos 420 km. La marca prevé que esta tecnología estará disponible en el mercado alrededor del 2015.