Tiene 300 CV y un chasis optimizado

Vídeo: prueba del Porsche 718 Boxster T

Porsche 718 Boxster T | Review e impresiones de conducción
Andrés Martínez
Andrés Martínez


Nos ponemos al volante del nuevo Porsche 718 Boxster T y te contamos, en una completa prueba en vídeo, cómo va el deportivo alemán.

No cabe duda de que el Porsche 718 Boxster es uno de los roadster más veloces y efectivos del planeta. Sin embargo, su última versión añade una T a su denominación, y eso quiere decir que se centra, todavía más, en hacer disfrutar al conductor.

Llegados a este punto, te estarás preguntando qué significa esa T. Concretamente significa Touring y, en sus últimas creaciones, la marca alemana la ha utilizado para designar a las versiones más puristas de sus deportivos.

Porsche 718 Boxster T

Porsche 718 Boxster T: 300 CV y un chasis optimizado

En el capítulo mecánico, el Porsche 718 Boxster T recurre al mismo propulsor de gasolina 2.0 turbo, de 300 CV, que emplea la versión de acceso de este deportivo. De serie, está aparejado a una caja de cambios manual, de seis velocidades, con un tacto excelente. Aunque si lo prefieres, por 3.576 euros puedes equiparlo con la transmisión automática de doble embrague PDK, con siete relaciones.

¿Las prestaciones? Este Porsche acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y alcanza 275 km/h en su versión manual -4,9 segundos y 275 km/h, respectivamente, en la variante con PDK-.

Por lo demás, esta variante también incluye elementos de diseño específicos, como unas llantas de 20 pulgadas o un sistema de escape deportivo, aunque las verdaderas novedades no quedan a la vista. En este aspecto, destaca una suspensión adaptativa PASM, con dos niveles de dureza, unos muelles un 20% más cortos, un diferencial autoblocante con control vectorial del par PTV o el paquete Sport Chrono. Este último incluye interesantes novedades como el modo de conducción Sport Plus o los soportes dinámicos del motor.

Porsche 718 Boxster T interior

Por lo demás, en el habitáculo, además del volante GT, se prescinde de algunos elementos, para ahorrar peso. Como por ejemplo, los tiradores de las puertas -se sustituyen por una tira de tela- o el sistema multimedia PCM, algo que ayuda a aligerar el conjunto en 3,5 kilos. Como ves, cuando afirmábamos que este es un Porsche para amantes de la conducción, no estábamos bromeando.

 


 

Porsche Boxster