Porsche ya trabaja en un nuevo combustible de competición bajo en carbono

porsche mobil
Porsche ya trabaja en un nuevo combustible de competición bajo en carbono
Nicolás Merino
Nicolás Merino

En colaboración con ExxonMobil, Porsche está probando biocombustibles y e-fuels renovables con bajo contenido en carbono. Este nuevo carburante se probará en la Porsche Mobil 1 Supercup 2021.


Aunque la electrificación sea el futuro, son muchas las marcas que están investigando formas de que los coches con motores términos sean lo menos contaminantes posibles. En este sentido, Porsche, en colaboración con ExxonMobil, está desarrollando un carburante avanzado bajo en carbono. Bautizado como Esso Renewable Racing Fuel, los análisis iniciales ya indican que este combustible líquido tiene el potencial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

La colaboración entre las dos compañías también se centrará en los e-fuels (combustibles sintéticos hechos a partir de la captura de dióxido de carbono e hidrógeno). Así, para 2022 se espera tener desarrollada la segunda generación del del Esso Renewable Racing Fuel, que contendrá componentes de e-fuel. Se prevé que este combustible logre una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de hasta un 85% cuando se combine con los actuales combustibles para turismos del mercado.

Pese a que Porsche está completamente volcada en la electrificación, «los e-fuels son un buen complemento para nuestra estrategia relativa a sistemas de propulsión, ya que permiten a los clientes conducir automóviles con motores de combustión convencionales, así como híbridos enchufables, con emisiones significativamente más bajas», ha explicado Michael Steiner, responsable de I+D de Porsche.

Porsche Mobil 1 Supercup 2021: el mejor entorno de pruebas

Porsche Mobil 1 Supercup 2021

El e-fuel se obtendrá de la planta piloto de Haru Oni, en Chile. Aquí se genera hidrógeno, que luego se combina con el dióxido de carbono extraído de la atmósfera para, finalmente, producir metanol. ExxonMobil proporciona una licencia y el soporte tecnológico necesario para convertir el metanol en una gasolina con baja huella de carbono. En la fase piloto, se producirán alrededor de 130.000 litros de e-fuel durante el año 2022. Para probarlo, Porsche lo utilizará en la Porsche Mobil 1 Supercup durante la temporada 2021 y 2022.

Así las cosas, la primera prueba real de este combustible ya ha tenido lugar. Fue el pasado 30 de marzo, fecha en la que dio comienzo la Porsche Mobil 1 Supercup en el circuito de Zandvoort, Holanda. «Durante el último cuarto de siglo hemos trabajado junto con Porsche para desarrollar productos de alto rendimiento que respalden las prestaciones de sus vehículos, tanto en circuito como en carretera», comenta Andy Madden, vicepresidente de estrategia y planificación de ExxonMobil. «Nuestra continua colaboración en materia de energías renovables y de e-fuels es fundamental a la hora de evaluar la capacidad técnica y la viabilidad comercial de los combustibles que permitirán reducir significativamente las emisiones», sentenció.

Esto no es más que el principio puesto que, una vez se haya comprobado en competición, este e-fuel se trasladará a los vehículos de producción. Así, este tipo de coches será mucho más respetable con el medio ambiente y asegurará la permanencia de los deportivos con motor térmico en un futuro a medio y largo plazo