La inyección electrónica ha llegado a todos los modelos punteros de 125 de Piaggio, y la GTS no iba a ser menos. Es lo único que le faltaba a la Vespa mejor equipada del mercado que, además, aumenta un poco sus prestaciones y reduce el consumo. ¿Qué más se puede pedir? Sigue leyendo porque aún hay más.

Vespa GTS Super 125ie

vespa gts super125ie 01
Vespa GTS Super 125ie
Autofacil
Autofacil


Sus siglas llevan ya unos años representado la gama alta de las Vespas, aunque recientemente se ha añadido la palabra -Super- para hacer más énfasis en su denominación comercial. Las GTS son las Vespas más grandes y mejor equipadas en todos los sentidos y su aspecto exterior deja muy claras sus intenciones GT, entendiendo siempre este concepto desde el punto de vista de una Vespa. La última en sumarse a esta gama es la GTS 125 Super que, por si no tuviera ya suficientes -apellidos- en su nombre, ahora añade uno más: ie. Esto quiere decir que su motor se alimenta mediante inyección electrónica, siguiendo los mismos pasos que otros modelos del grupo como el Gilera Nexus o el Piaggio MP3.

Desarrollado en la fábrica de Pontedera, su propulsor, además de la nueva admisión, aporta otras novedades como el novedoso sistema de refrigeración ECS (Electric Cooling System) que garantiza una menor absorción de energía, algo que incide directamente en un ahorro de consumo y menos emisiones contaminantes. Otra de las ventajas de esta nueva tecnología es que permite alargar los intervalos de las revisiones en un 65%, al pasar de 6.000 a 10.000 kilómetros. Como ves, todo son buenas noticias en cuanto a mecánica.

Sigue leyendo acerca de la Prueba de la Vespa GTS Super 125ie en Formulamoto.es