Llegan los radares que multan por usar el móvil

movil 7
Llegan los radares que multan por usar el móvil
Nicolás Merino
Nicolás Merino

El estado de Nueva Gales del Sur, en Australia, ha dado luz verde a la instalación de este tipo de radares, con unas multas que podrían superar los 400 dólares.


Las distracciones al volante son unas de las principales causas de accidentes, no solo en nuestro país, sino en todo el mundo. De esas distracciones, el teléfono móvil es uno de los elementos que más las provocan, por lo que diversos países se han puesto manos a la obra para combatir su uso mientras se conduce.

Mitsubishi Outlander PHEV: el SUV híbrido más completo

Uno de ellos es Australia, el cual ha desarrollado unos radares que son capaces de detectar el uso del smartphone. Desde el pasado 29 de noviembre, el estado de Nueva Gales del Sur ha puesto en marcha estos nuevos cinemómetros, los cuales emplean tecnología de inteligencia atificial. Las sanciones, en caso de que ‘pillen’ a los conductores con el móvil, podrían superar los 400 dólares.

Según detalla Transport for New South Wales, estos nuevos radares están operativos desde el pasado 1 de diciembre y son capaces de captar el uso del teléfono de día o de noche, independientemente de la climatología. El radar en sí se compone de un total de 45 cámaras con infrarrojos. Pese a estar desarrollados en base a la inteligencia artificial, la decisión final recaerá en las autoridades, que verificarán si las imágenes detallan un uso ilegal o no del móvil.

Por el momento, las autoridades australianas ha detallado que a todos los conductores que sean ‘cazados’ haciendo uso del teléfono móvil mientras circulan se les enviará una notificación de advertencia. Pasados el periodo de prueba, de unos tres meses de duración, comenzarán las sanciones económicas, que se pueden ir de los 344 a los 457 dólares, además de la pérdida de hasta cinco puntos en el carnet. Te recordamos que en el buscador de radares de Autofácil puedes encontrar la información actualizada de todos los radares, clasificados por provincias –con su ubicación exacta– y por tipo.