Nuevos radares de la DGT en 2021: España quiere ir a por los 4.000 de Francia

radar1 33
Nuevos radares de la DGT en 2021: España quiere ir a por los 4.000 de Francia
Nicolás Merino
Nicolás Merino

La DGT quiere adaptar el modelo de otros países europeos en materia de seguridad vial. Y, para ello, el primer paso hacia esa cifra es la instalación de 75 nuevos radares en 2021, junto a 28 drones nuevos.


España está a años luz del resto de países comunitarios en lo a que radares se refiere. Y es que países como Francia o Reino Unido cuentan con una red de cinemómetros de hasta 4.000 y 8.000 unidades, respectivamente. En este sentido, Pere Navarro, director general de la Dirección General de Tráfico (DGT), a través de un webinar organizado por Pons Seguridad Vial, expresó la intención de equipararse con el resto de socios europeos.

El exceso de velocidad sigue siendo una de las principales causas de mortalidad en los accidentes de tráfico, siendo los radares la principal defensa para combatirlo. Así, en España hay más de 1.300 radares, de los cuales 764 son fijos, 548 móviles y 80 de tramo. Además, en 2021 la base de cinemómetros aumentará con la llegada de 75 nuevos radares y otros 28 drones, lo que nos acerca a los 1.400 dispositivos totales.

En la actualidad, España ocupa el noveno lugar en el ranking de países con mayor número de radares por cada 1.000 kilómetros cuadrados. Dicha lista es encabezada por Bélgica, con 67,6, y le siguen Malta, con 66,5, e Italia, con 33,8 radares.

Más información

El uso del móvil al volante o no utilizar el cinturón de seguridad correctamente son otros frentes abiertos que tiene la DGT y su director general no descarta ampliar la base de cámaras de vigilancia para intentar acabar con estas malas prácticas. Recordemos que con la nueva modificación del Reglamento General de Circulación (RGC), la multa por hacer uso del móvil mientras se conduce pasará de perder 3 a perder 6 puntos en el carnet de conducir.

Navarro también expresó su rechazo a limitar la edad máxima de conducir y admitió que el alcohol sigue siendo un grave problema a día de hoy en las carreteras españolas, si bien las denuncias de este tipo se han ido reduciendo cada año. En 2019 48.000 fueron los conductores sancionados por sobrepasar la tasa de alcohol permitida.