1.142 kg

El Renault Kiger 2022 se enfrenta al crash test: ¿debería ser el próximo SUV de Dacia?

Renault kiger
El Renault Kiger 2022 se enfrenta al crash test: ¿debería ser el próximo SUV de Dacia?
Pablo Gutiérrez
Pablo Gutiérrez
Desde que se lanzó el nuevo Renault Kiger, son muchos los interesados en su llegada al mercado europeo. ¿Te gustaría conocer sus resultados en las pruebas de choque? Pues no esperes más; en el siguiente artículo te damos todos los detalles.

El Renault Kiger es un simpático SUV urbano que captó la atención del público desde su lanzamiento. Y es que este modelo tiene un diseño atractivo y un fantástico aprovechamiento del interior; no obstante, con sus 3,99 metros de largo, ofrece un maletero de nada menos que 405 litros, una cifra capaz de satisfacer a numerosos usuarios. Enfocado al mercado indio, la gama mecánica resulta muy sencilla, con el gasolina atmosférico 1.0 de 72 CV o el turbo 1.0 TCe de 100 CV y el cambio manual o automático.

En materia tecnológica puede incorporar cámara de visión posterior, cargador inalámbrico, equipo de audio 3D Arkamys, faros LED Pure Vision, pantalla táctil compatible con Android/Apple, selector de modos de conducción y tarjeta manos libres. Con estas características, muchos clientes se decantarían por este modelo en Europa, aunque fuera bajo la marca Dacia y con los asistentes de conducción necesarios.

Para una hipotética comercialización en el Viejo Continente, el Renault Kiger debería tener un buen comportamiento en los test de choque. Por tanto, es un momento ideal para conocer sus resultados en las pruebas de Global NCAP. Cabe destacar que se trata de la versión de acceso, con doble airbag, mientras que las variantes más lujosas sí incluyen bolsas de aire laterales.

En caso de impacto frontal, el Renault Kiger ofrece una buena protección de la cabeza y el cuello, mientras que el torso del conductor recibe una puntuación marginal -adecuada para el pasajero-. Las estructuras del salpicadero pueden causar algunas lesiones en la parte superior de las piernas, aunque las tibias muestran unos registros mucho más satisfactorios -con calificaciones adecuadas y buenas-. De esta manera, los ocupantes adultos logran 12,34 puntos (de 17 totales) en el test a 64 km/h, por lo que se alza con cuatro estrellas en este apartado.

Por su parte, los sistemas de retención infantiles no fueron satisfactorios en la protección del torso de los pequeños, y el más niño de tres años registró un excesivo movimiento de la cabeza. Con estos datos, y unos anclajes ISOFIX algo “escondidos”, Global NCAP otorga dos estrellas y 21.05 puntos (sobre un total de 49).

 

0 Comentarios