Así es cómo están evolucionando

¿Qué está pasando con los precios de los coches nuevos?

Qué pasa con los precios de los coches
¿Qué está pasando con los precios de los coches nuevos?
Álvaro Sauras
Álvaro Sauras
A nadie le sorprenderá el que los coches actuales sean más caros que hace dos décadas. La cuestión es… ¿han subido los coches más que el resto de las cosas? Analizamos la evolución del precio a lo largo de los años.

Todo, en general, está caro. O al menos, esa es la percepción general. Y cuando un producto se pone caro, el consumidor puede adoptar una serie de estrategias. Puede, por ejemplo, consumir menos producto. O puede decantarse por una alternativa más barata. En economía, a eso se denomina demanda elástica. Sin embargo, la demanda de algunos productos es menos elástica que la de otros.

Por ejemplo, todo el mundo necesita un hogar. Y la necesidad resta mucha elasticidad a la demanda. El resultado es que, cuando sube el precio de las casas, no se produce una reducción proporcional de la demanda de hogares, sino más bien un incremento proporcional de las quejas por el precio.

Con los automóviles, de momento, sucede algo parecido. Hay mucha gente que necesita un coche. Y mucha más gente que, aunque técnicamente tenga alternativas de transporte, no está dispuesta a renunciar a su coche. El resultado es que el incremento del precio de los coches no se traduce en una reducción inmediata y proporcional de las ventas, sino en un incremento de los lamentos. Y por esa razón, porque nos hacéis llegar muchos lamentos en este sentido, nos hemos decidido a investigar si los coches están más caros.

Vaya por delante que estamos de acuerdo en que los coches han subido mucho. La cuestión es cuánto más han subido que el resto de las cosas, cuáles son los motivos que los han hecho subir, si esos motivos son justos y si justifican pagar los incrementos de precio que hemos experimentado. Porque, si no respondemos primero a esas preguntas, podemos llegar a conclusiones precipitadas.

Por ejemplo, en los últimos 20 años, el IPC de España ha subido un 53,3 %. De manera que, si comparamos la actual guía de precios de Autofácil con la de nuestro primer número, publicado en octubre de 2000… lo mínimo que podemos esperar es un incremento del 50 % en los precios de los coches equivalentes.

Así, sería normal que un Audi A3 con motor turbo de gasolina, 150 CV, cambio manual y acabado intermedio Ambiente, que hace dos décadas costaba 24.553 euros, rondara hoy los 37.000 euros. Y… ¿sabes qué? En realidad, cuesta 34.440 euros… mientras que, por 37.630 euros, tienes un A3 con 150 CV, con acabado S Line, cambio automático y pegatina Eco. Tal vez, desde ese punto de vista, no parezca tan injusto. ¡Vamos a comprobarlo!

Renault Mégane E-TECH

Vamos a analizar la evolución del precio, a lo largo del tiempo, de un modelo superventas… así como la de otros factores que influyen tanto en el precio de los coches como en la percepción subjetiva del coste que tiene el consumidor (a consecuencia, por ejemplo, del esfuerzo económico que le supone su adquisición). Además, también analizamos la fluctuación que ha experimentado el coste del usado medio en los últimos años.

Evolución del precio de un superventas

Para tomarle el pulso al mercado en los últimos años hemos recurrido a los archivos históricos de precios de JATO Dynamics y hemos analizado la evolución que ha tenido, a lo largo de las últimas dos décadas, la tarifa de un modelo asequible, popular, razonable y conocido como es el Renault Mégane.

Al hacerlo, lo primero que comprobamos es que, en las últimas dos décadas, la versión más razonable del Mégane (cinco puertas, manual, gasolina, entre 110 y 140 CV…) ha experimentado un incremento de precio del 75 %, una cifra que excede en un 15 % la esperada como consecuencia de la inflación. Lo segundo que llama la atención es la aparente correlación entre el incremento de precio y la reducción de las emisiones homologadas de CO2.

Finalmente, comprobamos que una parte importante de la subida se ha producido en los últimos dos años (el precio se ha incrementado en nada menos que un 30 %). De estos datos podríamos inferir que el precio de los coches está subiendo cada vez más deprisa… y se trata, de hecho, de un fenómeno que vamos a corroborar en las siguientes páginas.

AñoPrecio (euros)Emisiones
(g CO2/km)
200015.386165
200216.590165
200417.935165
200618.900163
200815.500163
201018.350153
201218.050153
201420.500120
201619.800124
201819.314124
202021.052125
202226.965130
JATO Dynamics

Evolución de los precios en los últimos 5 años

La notable subida de precios en los coches no se ha dado sólo en los vehículos nuevos sino, también, en los coches usados. Si echamos un vistazo a la tabla inferior, veremos como, desde 2017 hasta 2019, la subida del precio medio de los coches usados fue más o menos constante. En 2020, el primer año de la pandemia, el precio medio de los coches usados sólo se incrementó un 2,0 %, lo que coincidió con un descenso en la compraventa de estos vehículos (1,8 millones); todo ello motivado por la falta de movilidad.

Sin embargo, el año pasado tuvo lugar el verdadero repunte de precios, un efecto derivado de la combinación de precios altos en el mercado de los coches nuevos y su escasez como efecto secundario de la crisis de los chips. Este incremento de demanda de coches usados se ha combinado con una reducción de la oferta por parte de empresas y alquiladoras que, ante la escasez de coches nuevos, están alargando el ciclo de vida de los que actualmente tienen en flota. Todos esos factores, combinados, se han traducido en un incremento de precios de nada menos que el 20 % a lo largo del año pasado.

Evolución del precio medio de un coche usado (2017-2021)

Año Precio Variación
201714.401 euros+ 4,7 %
201815.084 euros+ 4,7 %
201915.668 euros+ 3,9 %
202015.984 euros+ 2,0 %
202119.160 euros+ 19,9 %
Fuente: Gamvan

Evolución de otros factores

Una de las causas directas del incremento del precio de los coches es la inflación: como puedes ver en la gráfica de abajo, en las últimas dos décadas los precios han subido casi un 60 %. En términos de tarifa, ese incremento significa que un coche que en el año 2000 rondaba los 20.000 euros… hoy debería de costar alrededor de 32.000 euros.

Aunque el factor más relevante es que los sueldos no han aumentado tan deprisa como el IPC, y eso se traduce en una pérdida de poder adquisitivo. Dicho de otra manera: en la actualidad, necesitamos esforzarnos más para adquirir el mismo coche.

En el año 2000, el trabajador medio necesitaba dedicar 10 sueldos brutos a la compra de un Renault Mégane; a día de hoy, un coche similar cuesta más de 12 sueldos brutos. Y esta estimación está basada en el parámetro del sueldo medio. Si realizáramos el cálculo empleando unidades más realistas, como el sueldo más frecuente, descubriríamos que el esfuerzo económico actual para la compra de un Renault Mégane es casi el doble que el requerido en el año 2000.

IPC acumulado en los últimos 22 años y salario medio bruto anual

AñoIncrementoSalario medio (euros)
20000 %17.319
20026,8 %18.601
200413,3 %20.045
200621,7 %21.168
200830 %23.252
201032,4 %24.786
201239,4 %25.984
201443,4 %26.191
201641,1 %26.449
201846,2 %26.922
202049,2 %26.028
202259,1 %26.832
Fuente: INE y Diario Expasión

 

0 Comentarios