Por el Parque Histórico de Navia

Wild Wild West Asturias: en autocaravana por el Principado

rutanavia02
Wild Wild West Asturias: en autocaravana por el Principado
Manuel Horcajo
Manuel Horcajo

El Parque Histórico del Navia, en el lado occidental de Asturias, es una de las reservas naturales más importantes del país para recorrer en autocaravana.


Este proyecto del Principado, en marcha desde hace ya quince años, engloba los municipios de la comarca del río Navia y ofrece al visitante la perfecta conjunción de historia y naturaleza.

En su amplio espacio se dan cita todas las variadas tonalidades de verde propias de la región bañada por el Cantábrico, un lugar donde la montaña y el mar se juntan para proporcionar inigualables y frescas sensaciones. Aldeas de piedra y teja, gastronomía de carne roja y pescado fresco y muchas, muchas rutas nos permiten disfrutar de un entorno digno de reyes.

area autocaravanas illano 01

La de Llaviada es una de las áreas gratuitas para autocaravanas más interesantes de toda la zona. Está a solo unos minutos del pueblo y tiene todos los servicios que podemos pedir. El paisaje, como siempre en la región, acompaña, y es un buen punto de entrada para todas las sorpresas que el Parque histórico nos reserva. Existen multitud de aparcamientos y zonas de autocaravanas en esta zona bien preparadas para recibir al turista camper, cosa no muy frecuente en Asturias.

En Navia tenemos un área de servicios de pago y sin aparcamientos que nos permitirá vaciar y rellenar los depósitos de nuestro vehículo. En el 71 de Manuel Suarez. Coaña, muy cerca de esta última, tiene también un área de autocaravana gratuita con servicios de vaciado y llenado de agua.

ruta navia 09

No solo frondosa naturaleza ofrece los alrededores del Navia. El pueblo, sin ir más lejos, nos ofrece todo lo que esperamos de una localidad marinera. Las explotaciones neolíticas que existen en su suelo nos permiten imaginar una amplia panorámica entre estos primeros moradores y nosotros, turistas interesados y respetuosos.

De esta época histórica saltamos a una lejana, pero algo más reciente, la Edad Media.

Navia no sería un parque histórico sin una buena ración de restos arqueológicos. Hay una ruta que permite asomarse no solo a la excelente naturaleza del lugar sino conocer de primera mano el asentamiento de la Edad del Bronce que nos espera más allá del pueblo de Castro.

El Museo Arqueológico del Chao Martín y los restos de explotaciones romanas complementan perfectamente esta ruta, caracterizada por su buena indicación y accesibilidad. El túmulo de Canadeiro es una construcción funeraria del Neolítico y la Edad del Bronce, situado muy cerca del paraje de la Xorenga, donde hay diversas representaciones artísticas que nos indican la presencia de un pasado cultural casi perdido.

embalse salime 01

También hay «marcas» del hombre mucho más modernas como el embalse de Salime, ideado en los 40 y 50, y que pasa por ser el primero de una serie de centrales del arquitecto Joaquín Vaquero Palacios para la Hidroeléctrica del Cantábrico.

Diversos palacios y casas señoriales atestiguan la evolución en el estilo de construcción a lo largo de la historia, haciendo presente al hombre en esta verdadera jungla vegetal cantábrica. Las aldeas que salpican su territorio nos regalan su tranquilidad, su silencio y su pintoresco atractivo.

Resulta difícil resumir las rutas de senderismo en la zona. Porque no hemos llegado hasta aquí para quedarnos parados junto a nuestro vehículo camper, sino para aprovechar las oportunidades que se nos presentan gracias a él. Nos calzamos las botas y seguimos la senda de Porcía-Viavélez, que nos muestra ya las bondades del paisaje asturiano en todo su esplendor y desde el principio. Se inicia en la playa de Porcia (apunten su nombre) y sigue por acantilados diversos hasta La Atalaya, un acantilado rocoso desde el que los primeros moradores de estas tierras avistaban ballenas en el mar. Sus serpenteantes vías nos llevan en dirección a Valdepares y posteriormente a uno de esos palacios que también caracterizan la zona del Navia: el Palacio de Fonfría, una construcción renacentista que acoge una fuente de aguas medicinales.

ruta navia 10 serandinas

Otra ruta destacada es la apodada del Maíz, y empieza en otra villa de enorme belleza conocida por el cultivo de – ¿lo adivinan? – maíz, Tapia de Casariego. Entre caseríos de piedra y pistas asfaltadas, discurrimos hasta Viacoba y descubrimos la Capilla de la Encontrela y el Palacio de los Cancio, otras dos muestras de la arquitectura que elevan el nivel cultural de este Parque Natural.

Tapia de Casariego es, además de un punto de partida para el senderismo, una verdadera bicoca para los surfistas. Las fuertes y constantes olas de sus playas cautivan todos los años a los amantes de esta disciplina, que acuden al Campeonato de Surf de Tapia que se celebra aquí desde 2002.

Otra ruta interesante es la del Puente Colgante, que desde Illano nos permite asomarnos al curso del Navia, y cruzarlo si queremos para continuar hacia Lanteiro entre hórreos, capillas y bosques de castaños.

puente colgante illano

Y por supuesto tenemos playas€ En el litoral encontramos una enorme cantidad de parkings y lugares de descanso donde dejar nuestro vehículo. Muchos de ellos frente al mar, para que el sonido de las olas y el cri cri de los grillos sea nuestra única banda sonora. En Tapia de Casariego, en el Caserío Serantes, hay un aparcamiento sin servicios donde podremos pernoctar cómodamente con nuestra autocaravana. En Cudillero bien fuera de nuestro área de acción pero al menos muy cerca del mar, la N-632 encontramos una gasolinera preparada para dejar a punto nuestra autocaravana a cambio de solo tres euros (gratis si se reposta).

Una vez cumplidas nuestras obligaciones con el vehículo, nos vamos al mar. El concejo de Navia tiene más de diez kilómetros de playa, cantidad más que suficiente para que podamos elegir la que nos gusta.

playa barayo 01

La playa de Barayo entre los concejos de Navia y de Valdés, formada por dunas y rodeada de acantilados y bosques, está considerada Reserva Natural. La de Navia en Vega de Arenas está inserta en un gran pinar e incluye una zona lacustre, la de Arnelles en Ortiguera o la de Serantes en Tapia de Casariego son solo unas pocas de las muchas opciones a elegir.

El mar, tranquilo o más picado, nos enseña estampas de un romanticismo que ya quisieran centros turísticos mucho más promocionados. El agua está fresca, nos impacta y nos desafía sin tampoco llegar a asustarnos.