Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Seat León 1.5 TSI 150 FR Launch Pack L: primera prueba

Publicado el sábado 20 de junio de 2020

La cuarta generación del Seat León se mantiene fiel al concepto original, ese que le ha hecho triunfar durante 21 años. Ahora añade más tecnología e incluye más motorizaciones ecológicas. En lo demás no cambia tanto, pero tampoco lo necesitaba.

En 1999, Seat presentó el León por primera vez. Era un compacto derivado del Toledo, y su éxito de ventas se plasmó desde el minuto uno. ¿Sus secretos? Buenos motores, gran chasis y una buena relación precio-equipamiento. E, incluso, esa idea que rondaba la cabeza de muchos posibles compradores que sabían que, por menos dinero, se estaban llevando un coche con la base y la mecánica de todo un VW Golf o un Audi A3.

Ahora, con esta cuarta generación, en Seat siguen apostando por el mismo concepto. Se mantiene la plataforma MQB, una base todavía muy joven (data de 2012) y de contrastada solvencia, si bien se ha visto convenientemente actualizada (y se denomina MQB Evo). Algo similar pasa con la gama mecánica, que se sirve de los anteriores motores pero afinados, completados además con la llegada de los 1.5 eTSI y del iniminente 1.0 eTSI, microhibridados para tener la etiqueta Eco de la DGT. No es sólo eso: en pocos meses, también habrá una variante 1.5 TGI de Gas Natural Comprimida (con su correspondiente etiqueta Eco de la DGT) y una híbrida enchufable de 204 CV que, al homologar más de 40 km de autonomía, tendrá la etiqueta Cero de la DGT.



Pero, sin duda, donde más cambios se aprecian es en el interior, en el que la digitalización de todo el puesto de conducción se lleva la mayoría del protagonismo. Además, las mejoras en equipamiento también son notables, con lo último en conectividad y sistemas de seguridad. Muchos de ellos son de serie, un motivo que explica en parte el aumento de precio del nuevo León. El otro, sin duda, las sanciones a las que se van a ver sometidas las marcas de coches por las restricciones de la ley de los 95 gramos, algo que, como ya adelantó Autofácil, supondrá un aumento de unos 2.000-3.000 euros en la mayoría de los modelos. Así, el León más barato es el 1.0 TSI 110 Style Launch pack Navegador y cuesta 22.170 euros, mientras que este 1.5 TSI 150 FR Launch pack L arranca en los 26.450 euros. Sea como fuere, habrá que ver cómo responde el mercado, porque ahora todavía es posible encontrar a muchos de sus rivales directos con un precio de salida más bajo. 

Más tecnológico, igual de espacioso



La postura al volante sigue siendo perfecta, pero casi todos los botones desaparecen (quedan unos táctiles para regular la temperatura y el volumen de la radio): todo se maneja desde la pantalla táctil central y un avanzado control por voz que se activa con sólo decir 'Hola hola'", sea en el idioma que sea y en función del que hayamos seleccionado. Esto permite aglutinar muchas funciones en poco espacio, pero manejarlo en marcha distrae mucho más que los clásicos botones y no es tan rápido, por lo que no nos termina de convencer (ni en el León, ni en ningún otro coche; los clásicos botones siempre serán mejores). La instrumentación digital configurable es de serie. Puede ofrecer multitud de información, y se completa con toda la que podemos encontrar también a través de la pantalla central.

Si hablamos de calidad, los plásticos de la parte superior son blanditos y agradables. En las puertas combina tapizado en tela con plásticos más duros en las zonas menos a la vista, un tipo de material que también emplean todos sus rivales, por lo que no consideramos que sea especialmente criticable Lo que sí consideramos importante es que sigue estando bien ajustado y rematado, por lo que, en términos generales, los acabados no admiten mucha queja. Además, las citadas pantallas, por cómo funcionan y cómo responden, también aumentan esa sensación de calidad.

En cuanto al espacio, la distancia entre ejes ha aumentado 5 cm, y eso se nota en una leve ganacia en el espacio disponible para las piernas de las plazas traseras. Por anchura y altura, se mantiene en unas cotas muy similares a las del León 3, por lo que sigue estando en la media. Lo mismo ocurre con el maletero: continúa con 380 litros. Con todo, y aunque no esté entre los más espaciosos, el León solventa la papeleta con tan buena nota como la mayoría de sus rivales. Y, por cierto, mantiene la misma y excelente postura de conducciíon de su antecesor, así que es muy fácil encontrarse a gusto sea cual sea muestra estatura y complexión.

De chasis va tan bien como antes, y eso ya es mucho decir



El comportamiento del nuevo León es muy similar al del anterior, y eso es muy bueno: el eje delantero se muestra igual de incisivo y de preciso, mientras que las reacciones siguen siendo igual de nobles. Por eso, transmite mucha confianza, es muy fácil de conducir, y uno enseguida se siente muy a gusto llevándolo. En cuanto a la suspensión, la unidad probada llevaba la DCC adaptativa. En función del modo elegido, puede ser un modelo bastante cómodo o con un tacto más firme y deportivo, pero nunca demasiado incómodo ni, tampoco, con la sensación de balancearse demasiado.
Como detalle curioso, en el anterior León, la suspensión DCC ofrecía tres tarados: Comfort, Normal y Sport. Ahora, también, pero además permite realizar pequeños ajustes entre ellos hasta alcanzar 14 niveles diferentes de dureza. ¿Se nota? Sí, aunque las diferencias no es que sean excesivas, por lo que en cierta forma este detalle es más un buen argumento de márketing que algo especialmente útil. Al menos, es algo diferenciador y que otros no ofrecen.

El motor 1.5 TSI de 150 CV tiene una respuesta progresiva pero contundente desde bajas revoluciones. Eso lo hace agradable de conducir, destacando más por eso que por prestaciones puras, y eso que tampoco se puede decir que sea un coche precisamente lento: declara 8,4 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h. Se puede decir que gasta poco para su potencia: no cuesta mantener medias de unos 6,5-7 litros/100 km reales. Esta versión va asociada a un cambio manual de seis marchas de tacto suave y preciso, un buen complemento para el rendimiento del motor.

Esta mecánica también se vende con una versión microhibridada con una red de 48V y cambio automático DSG de siete marchas. Cuenta con etiqueta Eco de la DGT y cuesta 1.700 euros más que el 1.5 TSI 150 normal. Con él es posible gastar un poco menos que con el TSI, pero sólo unas décimas de litro a los 100. Las prestaciones y la forma de responder varían poco frente al TSI 150. Además, el DSG aumenta la suavidad pero, si buscamos un León con el que practicar una conducción más bien decidida por carreteras secundarias, es preferible optar por el TSI 150 con cambio manual.



Ficha técnica

  • Motor: Gasolina, turbo, 4 cil. en línea, 1.498 cc
  • Potencia: 150 CV (110 kW) de 5.000 a 6.000 rpm
  • Par: 250 Nm de 1.500 a 3.500 rpm
  • Tracción: A las ruedas delanteras
  • Caja de cambio: Manual de seis velocidades
  • Frenos del./tras.: Discos ventilados/discos

Dimensiones y pesos

  • Dimensiones: 436 x 180 x 144 cm
  • Peso: 1.316 kg
  • Neumáticos: 215/55R17
  • Maletero: 380 L
  • Depósito combustible: 50 L

Preataciones y consumos

  • Velocidad máxima: 221 km/h
  • Aceleración 0-100 km/h: 8,4 seg.
  • Consumo medio: 5,5 L/100 km
  • Emisiones CO2: 125 g/km

Equipamiento

Serie (FR Launch pack L): Llantas de 17", navegador, instrumentación digital configurable, pantalla táctil de 10,25", lector de señales, control de cambio de carril, control de ángulo muerto, control de tráfico cruzado trasero, faros full led, suspensión DCC con selector de modos y 14 niveles de reglaje... Opciones: Pack Invierno (400 euros), alarma (310 euros)...

Nuestro veredicto

El León sigue siendo tan bueno y equilibrado como siempre, pero ahora se ha modernizado un poco más con la posibilidad de contar con más equipamiento tecnológico y, sobre todo, con un interior completamente diferente y en el que las pantallas asumen gran parte del protagonismo, algo que sigue sin convencernos. Por lo demás, un gran coche, y con un buen equipamiento de serie, sobre todo en el FR Launch Pack L de esta prueeba. Eso sí, ojo al precio de salida.

 

 
 
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Seat.
Precios del Seat León Diesel, gasolina, híbridos, eléctricos...


Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Luike
Otros medios del grupo: logo Luike | logo formulamoto

Síguenos en

  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • RSS
0