¿Cada cuánto tiempo se deben sustituir las señales de tráfico?

¿Cada cuánto tiempo se deben sustituir las señales de tráfico?
¿Cada cuánto tiempo se deben sustituir las señales de tráfico?
Javier Jiménez
Javier Jiménez
El buen estado de las señales de tráfico resulta fundamental para poder garantizar la seguridad de los usuarios de la vía. Por ello, desde AFASEMETRA recuerdan la importancia de llevar a cabo un correcto mantenimiento de las láminas retrorreflectantes que incluyen estas placas.

A pesar de que las señales de tráfico no tienen fecha de caducidad, los especialistas del sector recomiendan sustituir cada diez años las láminas retrorreflectantes que se colocan sobre estos postes. En concreto, los fabricantes se refieren a las señales verticales con material de clase RA2 y RA3. A partir de esta fecha, debe comprobarse si las características visuales, esto es, las coordenadas cromáticas y la retrorreflexión, siguen siendo conformes a la norma europea y se puede alargar su vida útil sin que la seguridad vial se vea comprometida.

Parches con la nueva velocidad sobre señales antiguas o carteles corregidos con pegatinas que no se adhieren correctamente son algunas de las malas praxis que desafortunadamente solemos ver sobre algunas de las señales de tráfico que encontramos en nuestro territorio.

¿Cada cuánto tiempo se deben sustituir las señales de tráfico?

Para tener visibilidad sobre el estado de las señalizaciones verticales, AFASEMETRA señala que es recomendable disponer de un inventario público que determine el estado de las mismas. Esta asociación especializada en la defensa de la seguridad vial y la movilidad está formada por diferentes operadores de señalización, balizamiento globales y de seguridad vial.

Según un estudio elaborado en 2018 por BP España, Castrol y el RACE, en el que un 22% de las personas encuestadas reconocía que no conoce el significado de todas las señales, el 73% haber tomado decisiones incorrectas debido a la mala señalización y el 91% que la señalización vertical es un aspecto fundamental para garantizar una conducción segura. Y es que el mayor peligro para quien conduce es no identificar rápidamente una señal. Esos segundos que tardamos en entender y reaccionar a su mensaje son cruciales en la conducción y cualquier duda puede ocasionar un accidente.  

En este sentido, la administración debe apostar por un equipamiento renovado, especializado y certificado por las principales normas de calidad, que se adapte a las necesidades actuales. No podemos olvidar que la señalización vial es clave para salvar vidas, contribuye a crear ciudades más amigables y eliminar momentos de incertidumbre, y supone una inversión muy baja en relación con el beneficio en materia de seguridad vial que se puede obtener.

 

0 Comentarios