En la práctica, no se llevaría a cabo

¿Es un timo la subida del límite de velocidad a 130 km/h?

limite130 1
El aumento del límite de velocidad a 130 km/h solo se podrá llevar a cabo en el 0,1% de las vías, según AEA.
Autofácil
Autofácil
Una estimación llevada a cabo por AEA –Automovilistas Europeos Asociados–, revela que tan sólo se podrá circular a esa velocidad... ¡en el 0,1% de nuestras carreteras!


La DGT prepara una reforma del Reglamento General de Circulación en el que se contempla una medida que casi todas las asociaciones de automovilistas llevan reclamando desde hace más de una década: un incremento en el límite de velocidad a 130 km/h en autopistas y autovías -vías que representan menos del 10% de los 165.000 km de la red de carreteras del Estado-. Pero, según apuntan desde AEA -Automovilistas Europeos Asociados-, «lo único que pretende la DGT con esta propuesta es encubrir el verdadero propósito de esta reforma, que no es otro que reducir, aún más, la velocidad máxima permitida en el 90% de vías restantes -por ejemplo, en carreteras de doble sentido la velocidad pasaría de los 100 km/h actuales a 90, 70, o 50 km/h en función del ancho de la carretera y de los arcenes-«. Eso sí, si esta propuesta se llegase a aprobar en el Parlamento, «no entraría en vigor hasta, como mínimo, finales de 2013 pero, en cualquier caso, la gente debe tener claro que el límite de velocidad reglamentario seguiría siendo de 120 km/h», asegura Mario Arnaldo, presidente de AEA.
Entonces, ¿dónde está el truco? La ‘letra pequeña’ de la reforma indica que se permitirá circular a 130 km/h de forma excepcional… sólo si se dan varias condiciones, como un pavimento en ‘perfecto estado’, ‘tráfico fluido’ y ‘climatología favorable’. Pero Arnaldo alerta de que «para empezar, la forma que tendrá la DGT de comunicar ese incremento transitorio del límite de velocidad es a través de paneles luminosos… y tan sólo 1.500 de los 14.500 km de autopistas y autovías españolas disponen de estos dispositivos, por lo que su aplicación queda muy restringida». Además, el último requisito que pone la DGT para permitir circular a 130 km/h es que la siniestralidad en ese tramo sea cero -es decir, que no haya habido accidentes previos en él-; «eso reduce aún más las posibilidades de aplicar este incremento, ya que apenas 150 km de autopistas y autovías del país cumplen todas las exigencias», concluye Arnaldo.